Salud Todacitan: usos y efectos secundarios de este medicamento para dejar de fumar

La esquina

José Aguilar

jaguilar@grupojoly.com

O muy tarde o antes de tiempo

Ministerio y autonomías van a tratar el Covid como una gripe cuando todavía provoca entre 80 y 100 muertes diarias

Desde hoy las pruebas de antígenos costarán algo menos de tres euros. Fijar un precio asequible a este primer autodiagnóstico del covid era una necesidad perentoria desde que llegó la sexta ola del virus y desbordó por completo el sistema sanitario. Hombre, hubiera sido mejor noticia imponer el precio antes. Por ejemplo, en la segunda quincena de diciembre, cuando se vendieron once millones de tests en las farmacias tres veces más caros que en los supermercados alemanes o franceses.

Hemos llegado, pues, demasiado tarde al abaratamiento por decreto de un producto que sin duda podemos considerar básico, y estamos llegando demasiado pronto a la banalización del coronavirus como una endemia de carácter leve. Gripalizar la covid-19 es el palabro que han inoculado en el relato de estos tiempos sombríos. Es decir, tratar la enfermedad como una simple gripe a la que debemos de acostumbrarnos y combatir con remedios más caseros que asistenciales.

"Tenemos que ser capaces de anticipar nuevos escenarios", ha dicho la ministra de Sanidad, Carolina Darias, preparando a la opinión pública para la etapa en la que la pandemia dejará oficialmente de serlo, la curación de los enfermos se encomendará al autocuidado y hasta se cambiará el método de conteo de los casos a registrar. Bueno, en realidad es la estadística lo primero que cambiará: se hará un muestreo representativo de la población a cargo de uno centros sanitarios centinelas. De este modo se ocultan o devalúan los datos reales sobre contagiados y hospitalizados. Que es quizás de lo que se trata: relativizar la verdad. Como desde el principio de la pandemia que ya mismo será endemia.

Tanto la ministra como los consejeros de Sanidad autonómicos están de acuerdo en esta huida hacia adelante falazmente tranquilizante. Se impone así la imprudencia, porque el covid no es todavía una gripe, porque lo dicen y lo hacen cuando han muerto oficialmente por su causa 90.000 españoles, se han contagiado ocho millones y las UCI están a reventar en medio país, la OMS calcula que la mitad de la población europea se infectará en dos meses y advierte de que no es buena idea hacer previsiones sobre la evolución de la enfermedad. Aunque la variante ómicron sea más leve, aún se producen entre ochenta y cien muertes a diario.

O tarde o antes de tiempo, ese ha sido nuestro sino con el virus. Se verá mañana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios