Starlink ¿Qué fueron las luces que se vieron en Sevilla anoche?

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

No todo vale contra la oposición

Se equivocó Marlaska al vincular el falso ataque a Vox y se vuelve a equivocar al calificarlo de "anecdótico"

Mosaico de titulares de las portadas de ayer ordenados en línea ascendente de la información a la opinión: "El denunciante de la agresión homófoba en Malasaña reconoce que se la inventó" (nosotros). "El joven que denunció una agresión homófoba dice que mintió" (El País). "La víctima del supuesto ataque homófobo dice ahora que consintió" (La Vanguardia). "La falsa agresión homófoba deja en evidencia al Gobierno" (El Mundo). "El falso delito de odio desinfla la campaña contra PP y Vox" (La Razón). Lo cierto es que un presunto delito homófobo se convirtió instantáneamente en un arma contra el Gobierno popular en la comunidad y la ciudad de Madrid, el PP y Vox. Aunque hay quien no se rindió ni ante la evidencia: El Periódico no incluyó en su portada la noticia de la denuncia falsa, pero sí anunció este reportaje: "Ataques en alza. Las agresiones homófobas redoblan la presión al PP por pactar con Vox".

En lo que se refiere a la violencia de género y las agresiones homófobas, las denuncias falsas favorecen a quienes niegan o relativizan estas realidades. Por eso son gravísimas y se equivoca -por segunda vez- Marlaska al calificarla de "hecho anecdótico" y pedir desconcertantemente -pese a lo rotundo de la información policial- "cautela" para esperar "la resolución final del caso". Se echó de menos esta cautela cuando acusó a Vox de "jugar al límite" y vincularlo con el "caldo de cultivo" que luego propicia que se "intensifiquen" discursos enmarcados en delitos de odio. Y esto no es manipulación de un medio hostil al Gobierno. TVE titulaba en su web: "Marlaska alerta de 'un caldo de cultivo preocupante' para la homofobia y señala a Vox: 'Juega en el límite'. Vincula su discurso y otros generados en redes al aumento de las agresiones". ¿Este es el mismo señor que pide cautela al hacerse público el engaño?

Lo que provoca tal revuelo mediático y agitación política, ataques a dos partidos e intervenciones del presidente del Gobierno -que anunció la convocatoria urgente del comité de seguimiento de los delitos de odio que él presidirá hoy viernes-, el ministro de Interior o la ministra de Igualdad no puede ser calificado de "hecho anecdótico" por un ministro del Interior por lo visto muy mal informado de las sospechas policiales que condujeron a descubrir la mentira. Parece que la prisa por utilizar la falsa denuncia como arma política pudo más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios