La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

El virus 'vencido': siete meses después

Si Pedro Sánchez tiene conciencia debe perseguirle su "hemos vencido al virus"

Sánchez dijo el 10 de junio de 2020: "Hemos vencido al virus". Sánchez dijo el 4 de julio: "Ahora, tras este esfuerzo titánico, hay que salir a la calle, no dejarse atenazar por el miedo y recuperar la economía". Y en agosto empezó a caernos encima la segunda ola de cuyo peligro advertían los especialistas desde mayo (Margarita del Val, 1 de mayo: "Desde el punto de vista técnico, no deberíamos relajar nada; lo hacemos porque social y económicamente la gente anhela cierto relajamiento, pero el virus está hoy mucho más presente entre nosotros que cuando se decretó el estado de alarma"). Hasta que el 24 de noviembre se alcanzaron 537 muertes en un día. Lo mismo ha vuelto a suceder con la relajación navideña que, en combinación con la mal llamada cepa británica, nos ha metido en la tercera ola. Así hemos alcanzado ya en cifras reales, no en las que ofrece el Gobierno, 83.700 víctimas.

No es cuestión de incurrir en el "piove, porco governo" de los italianos. El Gobierno no tiene la culpa de todo. Y las cosas están trágicamente mal en gran parte de Europa. Pero sí acumula errores, medias verdades y mentiras enteras que presuntamente han agravado lo grave. Sánchez, además de no dar una, además de poseer una singular habilidad para desaparecer cuando las cosas se ponen feas, no habla, proclama; no gobierna, hace propaganda; mientras su Gobierno incinera a Montesquieu, remata la educación, flirtea con los independentistas o hace su juego en Cataluña.

Frente a una cámara Sánchez se convierte en el Yul Brynner de Los diez mandamientos que tras cada orden decía: "Que así se escriba y así se cumpla". Escribirse, se escriben sus palabras con alborozo de los medios escribas del Gobierno. Pero que se cumplan… El virus no obedece al faraón de la Moncloa (más parecido al Ptolomeo de la Cleopatra de la Taylor que al Ramsés de Brynner). Debería perseguirle, si tiene conciencia, su "hemos vencido al virus". Porque lo dijo contradiciendo a muchos expertos. Como se les contradijo con la relajación navideña ("Los expertos piden cancelar las fiestas ante el aumento del virus. Los epidemiólogos reclaman que las fiestas se restrinjan al núcleo familiar y no se permita viajar", El País, 17-12-2020). Y como está sucediendo con la tercera ola y la caótica cogobernanza que -Junta incluida- recuerda a Ricky Martin: "Uun pasito pa'lante, un pasito pa'tras".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios