Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Jaime Nowack

Coronavirus y racismo

Desde que surgieron las primeras noticias del coronavirus, el alarmismo se expandió a escala planetaria apoyado por unas imágenes llegadas de un país que ha hecho del secretismo el mejor de sus tesoros y la peor de sus tragedias, como corresponde a cualquier dictadura. Durante las últimas semanas han proliferado en las redes sociales de Filipinas, Indonesia o Vietnam multitud de mensajes de odio hacia los chinos, a los que se identifica casi automáticamente como transmisores del patógeno, y reclamos para que sus respectivos gobiernos blinden sus fronteras a los nacionales de China.

Conocidos miembros de la comunidad china en España, entre los que se encuentran periodistas, artistas o abogados, han puesto en marcha la campaña No soy un virus a través de las redes sociales. El objetivo es prevenir las actitudes xenófobas o los posibles prejuicios, que recientemente se han estado dando hacia sus compatriotas a raíz de la expansión del coronavirus.

Me parece indignante e injusto que a día de hoy se sigan dando casos de personas que, con la excusa del miedo y la desconfianza, muestran a través de mensajes y acciones unos ideales racistas que lamentablemente se siguen dando en nuestro país ¿A qué estamos esperando para condenar los comportamientos que atentan directamente contra los derechos humanos?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios