TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Llegó la vacuna, ahora hay que ponerlas

La complejidad de la conservación de la vacuna de Pfizer y el hecho de que sea la primera en poner en marcha el mecanismo están detrás de la lentitud

Aún es pronto para ponerse nervioso por la lentitud de las vacunaciones contra el Covid, pero hay razones para la inquietud. El Gobierno ha repartido, hasta este lunes, un total de 718.575 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, pero sólo se han inoculado algo menos de 83.000, un 11,5%. Es pronto para perder los nervios, porque es lo que está ocurriendo en otros países europeos, como Francia, Italia y Alemania. La complejidad del remedio de Pfizer, que debe mantenerse a una temperatura extrema, y el hecho de que sea la primera y que, por tanto, el mecanismo haya comenzado a rodar explican esta lentitud. Hay que recordar que la propia farmacéutica llegó a retrasar los envíos un día, lo que sólo fue fruto de la inexperiencia. Por contra, en el Reino Unido, donde también se están administrando la de Moderna y la de Oxford, ya se ha vacunado a algo más de un millón de personas. A ello hay que añadir, en el caso español, la disparidad de cifras de las distintas comunidades autónomas, cuyos gobiernos son los encargados de la distribución y administración. Mientras que Asturias comunicó ayer que ya ha gastado el 100% de los viales, Cantabria y Madrid apenas pasan del 6%. Esto ha provocado la tradicional trifulca entre los partidos del Gobierno y de la oposición, discusiones desaforadas, cargadas de mentiras y medias verdades, que lo único que hacen es provocar la angustia de los ciudadanos. Los gobiernos regionales tuvieron que actualizar sus datos. Así, Baleares, que ha sido una de las señaladas como ociosa, comunicó que ha gastado ya el 50% y ha vacunado al 38% de la población diana en este primer grupo. Andalucía ha puesto 26.464 de las 71.067, pero la delegada del Gobierno central en la comunidad sostiene que se han administrado muchas menos. Esto es un despropósito, una falta de lealtad. Urge que se publiquen unos datos diarios y homogeneizados, pero también que el ritmo de todos aumente. Se debe vacunar a 2,5 millones de españoles hasta marzo si queremos alcanzar la inmunidad de grupo a finales de verano. El tiempo, en esta ocasión, son vidas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios