Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribuna

Irene Santos

Save the Children

"No sé lo que es el feminismo"

Nos preocupa muchísimo que Andalucía sea la comunidad autónoma donde se registran más casos de violencia machista en adolescentes

"No sé lo que es el feminismo" "No sé lo que es el feminismo"

"No sé lo que es el feminismo"

Marta es una niña andaluza de 13 años que, sin saber muy bien qué significa el término feminismo, tiene muy claro que no quiere que sus compañeros de clase la traten a ella y a sus amigas con desprecio, ni tampoco le gusta que no le dejen jugar al fútbol en el recreo por ser una niña y sabe que, cuando llegue el momento, no permitirá que su primera pareja la controle.

Los conceptos como el patriarcado, la violencia machista, el techo de cristal, la sororidad o el movimiento Me too están demasiado lejos de la comprensión de muchas niñas, niños y adolescentes. Sin embargo, en estas edades las niñas sufren ya discriminación de género por quienes están empezando a construir su personalidad y a elegir los valores y prejuicios por los que se regirán cuando sean adultos. ¿Por qué no, entonces, intensificar los esfuerzos para intervenir con mayor profundidad en estas edades y en el entorno educativo a favor de una sociedad igualitaria?

La asignatura preferida de Marta es Matemáticas y de mayor quiere ser bombera… Lo que no sabe que es que, posiblemente, a lo largo de los años muchos se rían de su elección y cuestionen que pueda estar preparada para serlo.

Precisamente porque queremos que todas las Martas de España puedan ser en el futuro lo que ellas quieran ser, este año en Save the Children, y coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, hemos puesto el foco en la mayor expresión de la desigualdad que pueden sufrir las niñas y adolescentes: la violencia machista. Concretamente, nos preocupa muchísimo que Andalucía sea la comunidad autónoma donde se registran más casos de este tipo de violencia en adolescentes.

Según los datos de violencia de género del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 hubo en nuestra comunidad autónoma 139 niñas y/o adolescentes víctimas de este tipo de violencia. Se trata del 20,53% del total de víctimas a nivel nacional (677), con orden de protección o medidas cautelares.

Desgraciadamente, y a pesar de la intensa lucha a lo largo de la historia, la desigualdad sigue estando presente en todas las generaciones de mujeres, pero esta comienza en la infancia y adolescencia. Por eso, en nuestra organización proponemos a la Junta de Andalucía una asignatura obligatoria de educación afectivo-sexual integral en los centros educativos, que esté adaptada a cada grupo de edad y que se imparta en todos los niveles educativos. El objetivo es favorecer el desarrollo de relaciones sociales, afectivas y sexuales respetuosas, basadas en la igualdad, y como herramienta de prevención ante las distintas formas de violencia.

¿Qué se puede trabajar con las niñas y niños en edades tempranas? Por ejemplo, la crianza positiva, el lenguaje inclusivo, las nuevas masculinidades, el empoderamiento de las niñas, la lucha contra todas las formas de violencia… En definitiva, la igualdad de derechos. Lo importante es identificar, abordar y transformar positivamente las causas de las desigualdades en niñas, niños, mujeres y hombres.

Además de una asignatura que trate estos y otros temas, también creemos firmemente que es necesaria la formación de todo el personal docente en derechos de infancia, para que, también desde la escuela, empoderemos a los y las adolescentes y los formemos para entablar relaciones positivas, sanas, igualitarias y libres de violencia. Todas estas medidas deberían estar incluidas en la futura Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia que debe poner en marcha cuanto antes el Gobierno de España y, posteriormente, ser adaptada en los marcos normativos autonómicos.

Marta es nuestro futuro y, aunque ella no lo sepa aun, sin su talento y el de las otras niñas que formarán la mitad de la población, no podremos tener un país desarrollado. Porque, aunque algunos -y, a veces, algunas- no quieran entenderlo, no habrá nunca una sociedad plena ni democrática si las niñas y las mujeres no tienen verdadera libertad ni disfrutan de las mimas oportunidades.

Quizás Marta crear no saber qué es el feminismo, pero sabe que quiere tener los mismos derechos que el resto de niños.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios