• Nos asomamos a uno de los puntos más altos del Aljarafe.

A ESCONDIDAS POR SEVILLA (II)

Albaida del Aljarafe, el centinela del manantial

Albaida del Aljarafe, el centinela del manantial

Escrito por

· Triana Abad

En nuestra visita Albaida del Aljarafe hemos podido conocer diversos enclaves con un gran peso histórico. Se sitúa en la cornisa noroeste de la comarca y sus orígenes se remontan al menos más de 2.500 años. A 17 km de la capital, podemos acceder a ella por la A49 dirección Huelva o bien por la A-8077.

Son muchos los nombres que se le atribuyen a través de su historia y de las diversas poblaciones y asentamientos que han ido conformando lo que hoy conocemos como Albaida del Aljarafe. Un lugar que cuenta con un gran número de fuentes y manantiales naturales, algunos de ellos ya desaparecidos. Visitamos dos de las fuentes que se conservan y que a día de hoy todavía corren por sus caños el tesoro líquido que emana de la tierra.

Puesta de sol desde la Torre de Don Fadrique, con Sierra Morena al fondo. Puesta de sol desde la Torre de Don Fadrique, con Sierra Morena al fondo.

Puesta de sol desde la Torre de Don Fadrique, con Sierra Morena al fondo. / T.A.L.

Fuente Archena. Los restos de este asentamiento nos dejan una notoria obra de ingeniería romana: una galería de más de 500 metros de longitud a 6 metros de profundidad por la que corre el agua de este manantial natural y que va a desembocar al pozo del que se abastecían en época de sequía y que suministra a día de hoy a muchos de los agricultores de la zona. La boca del pozo se encuentra cubierta por una reja y la galería, evidentemente, no es visitable. En la superficie cuenta con un abrevadero, algo más deteriorado por la acción del tiempo y por no contar con más atenciones, supongo, que por encontrarse más alejado del núcleo poblacional. Si bien puedo decir, que podemos disfrutar de un día en familia en la zona, más en los días otoñales que se nos vienen, ya que la zona está adecuada como zona de merendero, y reconocer el lugar, en el que seguro que dando un paseo encontraremos algún vestigio interesante.

Pozo de Fuente Archena Pozo de Fuente Archena

Pozo de Fuente Archena / T.A.L.

Fuente Salobre, a la salida del pueblo, sea probablemente uno de los puntos más atractivos que he encontrado en el Aljarafe. Se encuentra en lo que se conoce en el pueblo como la barranca, un desfiladero natural provocado por la erosión según nos cuenta Clemente Franco, por la desembocadura del Lago Ligustino. El desnivel con el que cuenta el pueblo con respecto a la situación de Fuente Salobre, ha propiciado la ejecución de un parque con zonas de descanso a modo de mirador. Hay que tener en cuenta que Albaida del Aljarafe se encuentra en el entorno del Corredor Verde del Guadiamar y desde aquí podemos realizar diversos senderos tanto a pie como en bicicleta. La fuente es de origen romano, aunque también se pueden apreciar algunos remates de estilo Andalusí; si tienes la suerte de poder acercarte en un atardecer silencioso podrás disfrutar del sonido del agua cayendo del caño ininterrumpidamente.

Fuente Salobre. Fuente Salobre.

Fuente Salobre. / T.A.L.

¡Y cómo no!, no podía faltar la joya de la corona, la que desde su punto más alto observa hasta 22 pueblos de la provincia de Sevilla: la torre de Don Fadrique o Torremocha, para los que la conocen. De origen árabe y mandada reconstruir por el infante Don Fadrique, es una torre vigía desde la que se podía, y se puede, divisar todo movimiento que discurre por lo que en otro tiempo fue calzada romana sobre el valle del Guadiamar. Si hay algo que no podía imaginar al ver la torre desde el exterior, es su compleja red de galerías que existen en su interior y que comunican la torre con el centro del municipio. Algunas ya perdidas; otras conservadas y totalmente visitables. Definitivamente un lugar para conocer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios