Provincia

La Guardia Civil investiga a un taller por abandonar neumáticos en el campo

  • El Seprona localiza a la empresa que arrojó más de cien ruedas usadas en una zona próxima al aeropuerto, en el término municipal de La Rinconada

Un agente del Seprona observa los neumáticos abandonados en el campo. Un agente del Seprona observa los neumáticos abandonados en el campo.

Un agente del Seprona observa los neumáticos abandonados en el campo. / DGGC

Comentarios 1

La Guardia Civil de Sevilla investiga a una taller por abandonar más de un centenar de neumáticos en el campo. La empresa fue denunciada en noviembre, lo que motivó la intervención del Seprona, la unidad del instituto armado encargada de perseguir los delitos contra la naturaleza. Las ruedas habían sido arrojadas en una zona próxima al aeropuerto de San Pablo, en el término municipal de La Rinconada. 

Tras la denuncia, la Guardia Civil se desplazó al lugar y pudo comprobar que se trataba del abandono de más de 100 neumáticos desechados, correspondientes a vehículos de la clase turismo. Al inspeccionarlos, observaron que la mayoría tenían marcados con rotulador distintas medidas y dimensiones, por lo que los agentes sospecharon que podían proceder de algún taller que se dedicara a la venta de neumáticos de segunda mano.

Por la cantidad de neumáticos abandonados, y la medida de las huellas halladas sobre el terreno del vehículo utilizado para su traslado, los agentes sospecharon que se podía tratar de una furgoneta con cajón. Esto y otros indicios hicieron que, tras completar sus investigaciones, el Seprona dirigiese sus sospechas hacia un vehículo en concreto.

Gracias a la información aportada por la Unidad de Tráfico de la Guardia Civil, se identificó el posible modelo y marca del vehículo utilizado. Los agentes del Seprona inspeccionaron varios de talleres de venta de neumáticos nuevos y de segunda mano próximos y consiguieron finalmente localizar el lugar de donde procedían los neumáticos.

La Guardia Civil tuvo que solicitar a los sistemas colectivos de gestión de neumáticos usados que retiraran las ruedas abandonadas, para evitar que se generara un vertedero en la zona y reducir el riesgo de incendio. Es una práctica habitual de algunos talleres que se quemen neumáticos para eliminarlos, como ocurrió el pasado domingo en una zona próxima al río Guadaíra. Este fuego generó una enorme columna de humo visible desde toda Sevilla.

La empresa que abandonó los neumáticos en La Rinconada, identificada por el Seprona, se enfrenta ahora a una infracción a la Ley de Residuos, con la consiguiente apertura de expediente sancionador en la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Sevilla, así como al coste de la correcta retirada de los neumáticos, que han de ser destinados a empresas autorizadas para la valorización y reutilización.

La Guardia Civil ha recordado este martes que la mayoría de los abandonos de neumáticos en zonas aisladas o vertederos proceden de talleres ilegales, o aquellos que no están autorizados para la sustitución de neumáticos. Para poder deshacerse de ellos legalmente, estos negocios tienen que adherirse a los sistemas de gestión, a los que hay que abonar la ecotasa que los usuarios pagan en las facturas a la hora de la sustitución de neumáticos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios