Minería

La Junta anuncia la reapertura de la mina de Aznalcóllar en el año 2015

  • La explotación protagonizó en 1998 el mayor vertido tóxico de la historia de España Según Economía, el yacimiento tiene 35 millones de toneladas de Zinc, plomo y cobre constatadas.

Comentarios 8

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, anunció ayer que a finales de este año o principios de 2014 estará concluido el concurso para la explotación de la mina de Aznalcóllar, que podría reabrirse en 2015.

En la inauguración de las primeras jornadas de la Asociación de Minería Metálica, el consejero ha asegurado que existen varias empresas interesadas en reabrir esta mina, cuya balsa de vertidos tóxicos sufrió en 1998 una rotura que supuso el mayor vertido tóxico registrado en la historia de España y que puso en jaque al Parque Nacional de Doñana.

El consejero destacó que esta mina posee unas reservas de cobre, plomo y zinc de 35 millones de toneladas constatadas, y otras 45 millones de toneladas más probables, y agregó que ya están construidas parte de las infraestructuras que son el "alma" de estas instalaciones, como la Corta de los Frailes, por lo que sería "relativamente ágil" ponerla en marcha.

"Sería una irresponsabilidad convertir esas reservas en recursos ociosos", ha subrayado el consejero antes de asegurar que el proyecto será "escrupuloso en el respeto medioambiental" porque la normativa es "rigurosa, exigente y nosotros tenemos un mandato para la gestión correcta del dominio público minero al que no vamos a renunciar".

La explotación está cercana al preparque de Doñana y casi aneja al Corredor Verde del Guadiamar -río que resultó afectado por el vertido tóxico-, "riqueza ecológica" que debe ser "compatible" con la mina para que sea viable, "de lo contrario, no habría caso", ha zanjado el consejero antes de subrayar que las técnicas mineras de los 90 "no tienen nada que ver con las actuales".

"En minería no hay atajos", dijo Maldonado tras recordar que en Andalucía están las mayores reservas de cobre de Europa, mineral que a final de septiembre tenía en los mercados internacionales un precio de 7.000 euros la tonelada, margen "suficientemente amplio" para las empresas.  Una vez conocido el anuncio, la organización ecologista WWF consideró "un error" la reapertura de la mina de Aznalcóllar, ya que supondría "volver a utilizar el río Guadiamar como un canal de desagüe" con las distintas afecciones negativas que ello comporta para Doñana al ser éste uno de los principales aportes de agua a este espacio natural.

El coordinador de la Oficina Técnica de WWF en Doñana, Juanjo Carmona, lamentó que la Junta de Andalucía "no continúe apostando por la nueva economía verde" que impulsó después de la catástrofe de 1998. En este sentido, el portavoz edologista indicó en declaraciones que su organización "estará muy atenta" al concurso que se va a realizar y a los correspondientes estudios ambientales y que se opondrán a la reapertura de la mina.

Juanjo Carmona indicó que reabrir la mina de Aznalcóllar afecta básicamente al Guadiamar, un río cuya restauración tras la catástrofe fue "millonaria" ya que, de nuevo, "no se respetarían los caudales de su régimen normal derivados de la estacionalidad, sino que se sometería a la actividad de la mina que necesitaría agua continuamente, por lo que volvería a usarse como canal de desagüe".Además, el ecologista precisó que "el agua es la que es" por lo que desde WWF desconocen "cómo desde la Junta de Andalucía se va a cuadrar el círculo para dar agua para riego, como ya se está haciendo, y para el uso de la mina".

"La noticia llega al pueblo como agua de mayo"

El alcalde de Aznalcóllar, Agapito Ramírez (IU), se mostró"esperanzado" con el anuncio de la apertura de la mina. Ramírez señaló a Europa Press que este anuncio llega como "agua de mayo" y, aunque se mostró "cauto hasta el momento", reconoció que la iniciativa se está "consolidando poco a poco", por lo que espera tener una reunión en breve para que se le concreten los puntos de desarrollo.

Así, aseguró este proyecto servirá para "paliar el paro del 35% en el pueblo" y resolvería "prácticamente" la gran parte de las dificultades económicas del municipio, al aliviar la deuda de las arcas municipales. Además, señaló que la creación de puestos de trabajo podría variar entre los 70 u 80 y los 700 y 800, dependiendo de si el tratamiento del mineral se realiza en Aznalcóllar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios