Gerena

Los ecologistas denuncian que el derrumbe en la mina de Cobre las Cruces afectó a 675.000 m2 de residuos

  • Ecologistas en Acción acusa a la empresa de mentir sobre "las dimensiones y consecuencias del derrumbe, que han sido mucho más importantes que lo informado".

Una foto aérea distribuida por Ecologistas en Acción, en la que puede apreciarse el derrumbe. Una foto aérea distribuida por Ecologistas en Acción, en la que puede apreciarse el derrumbe.

Una foto aérea distribuida por Ecologistas en Acción, en la que puede apreciarse el derrumbe. / M. G.

El derrumbe que se produjo el pasado miércoles en la corta de la mina de Cobre las Cruces de Gerena (Sevilla) afectó a 675.000 metros cuadrados de residuos no inertes contaminantes y taludes, con una longitud de desplazamiento de 1.300 metros, según Ecologistas en Acción.

En un comunicado, la asociación ecologista asegura que el derrumbe afectó a una zona desde la instalación de estériles de minas hasta el fondo de la corta minera, que se mantiene inactiva desde entonces.

Ecologistas en Acción acusa a la empresa de mentir sobre "las dimensiones y consecuencias del derrumbe, que han sido mucho más importantes que lo informado".

El comunicado señala que han sido analizadas las imágenes aéreas del derrumbe y "se puede observar que un 50% de la Instalación de Estériles de Mina (IEM) se ha desplomado, arrastrando una balsa de aguas de contacto y desplazando varios millones de metros cúbicos de estériles no inertes y contaminantes hasta el fondo de la corta minera".

Además, "se ha hundido el talud norte de la corta y se ha sepultado la boca de entrada de la galería subterránea que terminaron de construir hace un año", asegura Ecologistas en Acción.

Otra balsa de aguas de contacto de forma triangular ha quedado al borde del derrumbe, "y no es descartable que la Instalación de Estériles de Tratamiento (IET) haya sufrido daños estructurales de consideración y pueda igualmente derrumbarse en breve, teniendo en cuenta que ya sufrió un importante corrimiento de tierras en junio de 2008, cuando todavía en construcción y vacía", añade.

Ecologistas en Acción cree que un colapso de la IET podría verter residuos muy contaminantes y peligrosos al arroyo Garnacha.

Para Ecologistas en Acción, "cada vez parece más evidente que las causas de este derrumbe están en la negligente gestión de las aguas subterráneas del acuífero Gerena-Posadas, que ha podido producir un hundimiento del terreno donde se asienta el complejo minero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios