Análisis

Betis, el vacío de un referente

  • La salida de Serra Ferrer deja sin cubrir la figura de un hombre de fútbol que maneje situaciones inestables

Lorenzo Serra Ferrer, durante la rueda de prensa de despedida del Betis. Lorenzo Serra Ferrer, durante la rueda de prensa de despedida del Betis.

Lorenzo Serra Ferrer, durante la rueda de prensa de despedida del Betis. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

En un club de fútbol resulta fundamental la figura de un referente, de esa persona que apriete, que aconseje al entrenador, que dé la cara, explicaciones (sobre todo en momentos complicados) al aficionado y conecte con éste en el mensaje lanzado... En definitiva, un hombre de fútbol que sepa manejar esas claves tan importantes que quedan siempre en privado, pero que son de vital importancia dentro de una entidad en la que respirar fútbol en cada esquina resulta vital.

Y en este sentido, la resaca del 5-1 en Villarreal, más allá del argumento victimista del VAR después del resultado en el marcador, todavía colea en un Betis actual que invita a una profunda reflexión en el análisis: ¿Quién es el referente del club verdiblanco? ¿Quién inyecta veneno, gen competitivo y ADN ganador? ¿Quién puede aconsejar y ayudar a Rubi en determinados momentos? ¿Quién lanza un mensaje con el que el bético pueda sentirse identificado? ¿Quién sale a dar explicaciones tras el enésimo accidente? Muchas preguntas sin respuestas en torno a una entidad heliopolitana que en determinadas situaciones a nivel deportivo proyecta cierto descabezamiento (ya no está la figura de Lorenzo Serra Ferrer). Sobre todo, cuando vienen mal dadas.

Manejar las claves invisibles en momentos complicados y respirar fútbol en cada rincón, vital para un club

Mientras tanto, Rubi sigue tratando de buscar el equilibrio dentro de una plantilla donde la planificación, en determinadas zonas, genera dudas. En este sentido, algo clave dentro de una planificación con un nuevo entrenador es el consenso con éste a la hora de confeccionar un plantel con futbolistas que tengan perfiles que puedan adaptarse a la idea de juego a desarrollar.

¿Quién aconseja a Rubi en situaciones como la actual? ¿Quién da explicaciones al aficionado tras el 5-1?

La ausencia de un pivote defensivo es una carencia ya sabida de la pasada temporada y tampoco tienen los verdiblancos en el centro del campo futbolistas que aprieten, roben balones, muerdan, con un gran despliegue físico (box to box)..., elementos necesarios para la cohesión de un equipo en pos de no quedar partido en dos y evitar fáciles llegadas del rival y claves en el fútbol de élite actual (solidez atrás, músculo en la medular, un jugón, velocidad, rapidez y gol arriba) para acompañar a la verticalidad en ataque, donde el Betis tiene muy buenos mimbres. Así, por la confección del plantel actual verdiblanco, y la sangría de goles recibidos (15), la opción de volver a los tres centrales y dos carrileros, sin renunciar a la verticalidad, aparece en el horizonte de un Betis al que le urge tener equilibrio mejorando en la faceta defensiva.

La falta de un pivote es evidente en un Betis sin un perfil de jugador que ‘muerda’ en la medular

En otro apartado de la planificación se encuentran también la política de renovaciones. Francis, hasta el momento, no parece entrar en los planes de Rubi, Javi García tampoco acaba de tener continuidad y en los planes del club verdiblanco se encuentran pendientes las de varios futbolistas (Kaptoum, Guardado, Mandi...). Otros casos invitaban a llevar a cabo una cesión en pos de no frenar un posible crecimiento (Lainez), y gestiones como la de la portería siguen sin convencer.

Ahora, a la espera más adelante de la llegada del mercado invernal, salta una duda en torno al club verdiblanco en este momento de irregularidad en el arranque de Liga: ¿Quién es el referente en el Betis?

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios