Betis

Con las cartas marcadas

  • El Betis mantiene los frentes abiertos por Lo Celso y Júnior a la espera de hacer caja y acudir de nuevo al mercado

  • El Barcelona aprieta por el lateral zurdo

Lo Celso bromea con Júnior en el entrenamiento de ayer.

Lo Celso bromea con Júnior en el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Muñoz

El Betis inició ayer la recta final de la pretemporada con tareas pendientes, tanto en el capítulo de entradas como en el de salidas. La noticia positiva del día fue el regreso del argentino Giovani Lo Celso, al que se pudo ver iniciando el trabajo con el grupo tras regresar de sus vacaciones, aunque su futuro continúa siendo una incógnita, una situación parecida a la que atraviesa Júnior, el otro jugador verdiblanco que cuenta con ofertas firmes para abandonar la nave bética.

Los dirigentes mantienen la calma en ambos casos, aunque cada vez se ve más alejada esa posibilidad de obtener 100 millones de euros por las ventas de los dos jugadores. Ni el Tottenham, el equipo que más fuerte ha apostado por el argentino, ni el Barcelona, que ha estrechado el cerco por el hispano-dominicano, se acercan a las pretensiones iniciales del Betis. Las insuficientes ofertas que han llegado a Heliópolis han provocado ese bloqueo en la planificación, después del esfuerzo realizado por la entidad para cerrar la incorporación de Nabil Fekir, el teórico sustituto de Lo Celso por más que Rubi suspirase por contar con los dos en su plantilla.

A falta de una semana para que se cierre el mercado de fichajes en la Premier, el Betis aguarda un nuevo movimiento del Tottenham. El equipo londinense tiene un acuerdo pactado con Lo Celso, aunque siempre condicionado a esa negociación abierta con el equipo verdiblanco. Daniel Levy, presidente del Tottenham, tiene fama de duro negociador, de ahí que por el momento no haya elevado su propuesta más allá de los 50 millones de euros incluyendo objetivos, lejos de esos 75 que el Betis exigió al comienzo del verano.A la espera de acercar posturas, y con la entidad heliopolitana rebajando sus pretensiones, Lo Celso, tras entrenarse ayer con el grupo, viajará hoy a Jerez para la mini-concentración diseñada por Rubi, donde nuevamente coincidirá con Fekir, con quien intercambió bromas durante la sesión de ayer.

Fekir dialoga con Lo Celso durante el entrenamiento de ayer. Fekir dialoga con Lo Celso durante el entrenamiento de ayer.

Fekir dialoga con Lo Celso durante el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Muñoz

Más activa se encuentra la negociación entre el Barcelona y el Betis por Júnior. Aunque el club azulgrana se había colocado un tope de 20 millones de euros como oferta, las partes continuaron dialogando ayer para intentar acercar posturas. El club verdiblanco ya ha rebajado su idea inicial de obtener más de 30 millones, aunque tampoco aceptó esa propuesta azulgrana. La idea es que desde la Ciudad Condal se dé un paso al frente para satisfacer la petición de Ernesto Valverde y que las cifras se coloquen en torno a los 25 millones de euros.

El Barcelona se marcha el lunes de gira hacia Estados Unidos, tras disputar el Trofeo Joan Gamper el domingo, y el entrenador azulgrana le comunicó al presidente, Josep Maria Bartomeu, que su idea es contar con el nuevo lateral izquierdo para esa parte de la pretemporada. Aunque desde la entidad azulgrana se han manejado otras alternativas, la de Júnior es la que más convence a Valverde, por aquello de su conocimiento del campeonato español. El acuerdo con el lateral no sería un problema y todo depende de limar esas asperezas entre clubes, algo que anoche estaba cerca de ocurrir.

Con la inyección económica que supondría la venta de Júnior, el Betis afrontaría con más garantías la negociación por Lo Celso, a la vez que acudiría al mercado para seguir perfilando la planificación diseñada por los técnicos. El nombre de Borja Iglesias continúa siendo el preferido para reforzar la delantera, a la espera de reunir el dinero que solicita el Espanyol, aunque el club verdiblanco tampoco se olvida de otras opciones como la de Jaime Mata. Rubi quiere contar cuanto antes con ese refuerzo para el ataque y los dirigentes también quieren satisfacer de una vez al entrenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios