Elche - Betis | Análisis Del dominio al paso atrás

La pizarra del Betis.

La pizarra del Betis. / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

El fútbol, en ocasiones, es un juego de momentos, y así le sucedió al Betis en el Martínez Valero. Los verdiblancos tuvieron una magnífica puesta en escena –salvo alguna pérdida evitable de Guido–, anotaron el 0-1 por medio de Borja Iglesias, dispusieron de alguna ocasión más e incluso Canales perdonó la más clara en el 34’ en un contragolpe en el que acabó disparando demasiado cruzado.

De esa acción, que hubiera supuesto un 0-2 rotundo, se pasó a la jugada del 1-1 en el 36’, con la débil defensa de Álex Moreno y Guido Rodríguez sobre Tete Morente, que acabaría poniéndole un balón de gol a Pere Milla.

En apenas dos minutos cambió por completo el guión del partido, que ya sí pasó a tener alternativas y en el que los verdiblancos acabarían dando un paso atrás para sumar un punto que les sirve para continuar metido de lleno en la pelea por Europa.

Defensa

Comenzaron los verdiblancos con una presión muy adelantada gracias al excelente trabajo de sus centrocampistas, lo que minimizó al Elche, que apenas salía del campo propio.

Mandi trata de tapar el centro de Fidel. Mandi trata de tapar el centro de Fidel.

Mandi trata de tapar el centro de Fidel. / Manuel Lorenzo / Efe

Todo cambió tras el 1-1, cuando el conjunto ilicitano detectó la debilidad bética por los flancos, sobre todo por el defendido por Álex Moreno, que tampoco contaba con demasiada ayuda, ni de Canales, un falso interior zurdo, ni de Guido, que llegó tarde a las coberturas.

Con el paso de los minutos, el Betis se protegió más cerca del área propia, con Guido metiéndose entre los centrales para ayudar a despejar los centros con los que el Elche trataba de incomodar a la zaga bética.

Ataque

Con William Carvalho como una de las novedades en el once –la otra era Aitor Ruibal–, el Betis ganó en fluidez con la pelota. El portugués conectaba con Canales y Borja Iglesias y así los verdiblancos inquietaban a Édgar Badía.

La lesión de Borja, en la acción del penalti, y la tarjeta sobre William –que incluso pudo recibir la segunda– desconcentraron al Betis, que aun así pudo lograr el 0-2 por medio de Canales.

Loren remata desviado un gran centro de Joaquín. Loren remata desviado un gran centro de Joaquín.

Loren remata desviado un gran centro de Joaquín. / Manuel Lorenzo / Efe

Tras el descanso, y ya con el cántabro como medio centro y Loren en la delantera, el Betis bajó las revoluciones, pese a algunos intentos de Fekir o Canales.

La entrada de Joaquín a falta de 20 minutos reactivó al equipo y del portuense partieron tanto un centro medido a Loren como ese contragolpe en la prolongación que Juanmi desaprovechó de manera inocente cuando marchaba en clara ventaja.

Quizá a Pellegrini, tan acertado otras veces, le faltó agitar más a su equipo, pero el chileno optó por dejarse dos cambios sin realizar y al Betis le faltó el arreón final cuando ya se notaba el cansancio.

Virtudes

La puesta en escena de un equipo bien trabajado; los chispazos de calidad de Canales y Joaquín.

Talón de Aquiles

La mala defensa del 1-1 generó desconcierto y pudo costar caro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios