Betis Rafinha, un día menos

  • El Betis apura para convencer a un Barça que insiste en su idea de querer un traspaso

  • El nombre de Zinchenko también sigue candente

Rafinha golpea el balón con la pierna derecha durante un entrenamiento del Barcelona. Rafinha golpea el balón con la pierna derecha durante un entrenamiento del Barcelona.

Rafinha golpea el balón con la pierna derecha durante un entrenamiento del Barcelona. / Alberto Estévez / Efe (Barcelona)

El culebrón Rafinha vivió ayer un nuevo capítulo entre el Barcelona y el Betis. Un día menos para ver qué ocurre con el futuro del hispano-brasileño, ya que ambos clubes mantienen firmeza en sus posturas.

El club azulgrana insiste en querer que la opción de compra sea obligatoria para que la salida de su futbolista al conjunto verdiblanco sea un traspaso en torno a los 25 y 30 millones, mientras que la entidad heliopolitana, que tiene todo muy avanzando con Rafinha, aceptaría pagar (1,5) por la cesión, más la ficha del jugador y una opción de compra que no incluya obligación, sino con una serie de variables en función del rendimiento que pueda ofrecer el jugador azulgrana en Heliópolis. Incluso, el hecho de que el Benfica haya aparecido no ha repercutido en la idea del conjunto verdiblanco, con Lorenzo Serra Ferrer al frente, en desistir en el intento de resolver una situación de bloqueo para que Rafinha pueda convertirse en jugador del Betis antes de que mañana concluya el mercado de fichajes.

Además, el medio centro sería bien acogido en el vestuario bético, ya que mantiene buena relación con varios ex jugadores azulgrana, como Bartra y Tello, quien ayer mostró su opinión acerca de la posible llegada de Rafinha. "Sería un jugador que nos vendría muy bien, que nos aportaría muchísimo. Ojalá se pueda hacer la operación y pueda estar aquí con nosotros. Le diría que aquí disfrutaría muchísimo jugando al fútbol, también con la ciudad y con el equipo. El vestuario es sano, se trata de un equipo que mueve mucha gente", dijo el extremo en Canal Sur Radio.

Con los cinco sentidos puestos en Rafinha, Serra Ferrer tampoco se olvida de Zinchenko para el carril izquierdo. El ucraniano aguarda que se resuelva su futuro en estos dos días, pero mientras sus agentes y el equipo verdiblanco tienen todo bien atado, el Manchester City sigue duro en su postura tras no aceptar la primera oferta bética de 12 millones por el 80% del pase, por lo que todo continúa a la espera de que City y Betis lleguen a un entente en este tramo final del mercado de fichajes, en el que los verdiblancos siguen metido de lleno, también, en el tema de las salidas.

El futuro de Álex Alegría y Narváez es otra de las incógnitas que deben quedar resueltas en las próximas horas, ya que ambos manejan ofertas de clubes de Primera, como es el caso del delantero de Plasencia, y de Segunda. Por otro lado, siguen llegando a la planta noble de Heliópolis distintos ofrecimientos para el puesto de lateral derecho y para el ataque, aunque de momento los nombres de Rafinha, éste sobre todo, y Zinchenko siguen siendo la prioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios