Real Betis

Emotivo adiós a Rogelio

  • El consejo del Betis, sus compañeros del equipo campeón de 1977 y el presidente del Sevilla, entre los asistentes

El féretro con el cuerpo de Rogelio es llevado al interior de la Parroquia de la Estrella El féretro con el cuerpo de Rogelio es llevado al interior de la Parroquia de la Estrella

El féretro con el cuerpo de Rogelio es llevado al interior de la Parroquia de la Estrella / Víctor Rodríguez

Coria del Río ha recibido al mundo del fútbol sevillano en honor a Rogelio Sosa, quien fuera mito del Betis y que falleció ayer a los 75 años de edad. Integrante del equipo campeón de la Copa del Rey de 1977, Rogelio estuvo desde 1962 a 1978 en la primera plantilla verdiblanca.

En el funeral celebrado esta tarde en la Parroquia de la Estrella de Coria han asistido numerosas personalidades del mundo del fútbol y de la sociedad sevillana. El consejo de administración del Betis, con su presidente Ángel Haro a la cabeza; casi todos los componentes del equipo campeón de 1977; José Castro y José María Cruz, presidente y director general del Sevilla, respectivamente. Además, Coria del Río tampoco quiso perderse el emotivo adiós a uno de sus mitos del fútbol y la parroquia se llenó de paisanos que quisieron acompañar a la familia. 

El presidente del Betis, Ángel Haro, junto a Rafael Gordillo. El presidente del Betis, Ángel Haro, junto a Rafael Gordillo.

El presidente del Betis, Ángel Haro, junto a Rafael Gordillo. / Víctor Rodríguez

Rogelio jugó 357 partidos oficiales con el Betis en los que marcó 90 goles. Por siempre recordado como la Zurda de Caoba, debutó en Primera División en 1962 con el equipo verdiblanco, club en el que permaneció hasta 1978, siendo un futbolista importante en su historia. En su palmarés con el Betis, la Copa del Rey de 1977, quedando también para el recuerdo sus lanzamientos de falta con la pierna izquierda y sus goles directos de saques de esquina.

El presidente del Sevilla, José Castro, junto a José María Cruz. El presidente del Sevilla, José Castro, junto a José María Cruz.

El presidente del Sevilla, José Castro, junto a José María Cruz. / Víctor Rodríguez

"Hoy es un día muy triste, se marcha un compañero, se marcha una leyenda y un amigo", ha comentado Julio Cardeñosa, otro mito del Betis que convivió con Rogelio y que mantuvo una amistad de 40 años. "Cuando llegué al Betis me sorprendió el respeto que le tenían todos los compañeros. Eso me marcó. Era un líder en la caseta y en el campo. Ha sido el padre futbolístico de la generación que yo viví", añadio Cardeñosa, muy afectado por la triste noticia. "Era muy buen compañero, los defendía dentro y fuera del campo", destacaba el vallisoletano.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios