betis | barcelona · informe técnico

Orden, presión y velocidad

  • El Betis neutralizó al Barça con un derroche de energía colectiva.

La pizarra del Betis-Barcelona. La pizarra del Betis-Barcelona.

La pizarra del Betis-Barcelona. / Dpto. de Infografía

Con cinco cambios en el once con respecto a una jornada atrás, entre ellos el estreno de los dos fichajes de esta semana, el Betis mudó de piel y realizó una lectura perfecta de cada instante del partido hasta esos minutos finales en los que el Barcelona, a la desesperada y después de que los verdiblancos lo dejasen con vida, lo intentó hasta cazar el empate.

Fue un Betis ordenado, que mezcló el repliegue con la presión adelantada para cortocircuitar el juego azulgrana, algo que consiguió casi siempre por el derroche de energías colectivo obligado ante el Barcelona.

Defensa

Mantuvo Víctor la línea de tres centrales, con el regreso de Mandi y la inclusión de Tosca, aunque esta vez los laterales se posicionaron a la altura de Petros, Rubén Pardo y Dani Ceballos para ayudar en la presión adelantada que intentó el Betis cuando se le presentó la ocasión y que empezaba por los delanteros que acudieron hasta Ter Stegen.

La intensidad bética se acrecentó tras el descanso, cuando neutralizó al Barça durante muchos minutos, y con los tres centrales concediendo muy pocos espacios a los delanteros rivales. Sólo al final, con el 1-0 y tras varias ocasiones erradas para sentenciar, los verdiblancos dieron un paso atrás para acabar achicando balones incluso entre los palos, como realizó Mandi en dos ocasiones, aunque una de ellas claramente desde dentro de la portería.

Víctor introdujo primero a Donk para equilibrar la medular; luego a Rafa Navarro y Nahuel para detener a Jordi Alba y Aleix Vidal, pero el hispano argentino erró en varias ocasiones, una de ellas definitiva en la acción que costó el 1-1.

Ataque

En el primer tiempo, los de Víctor, casi renunciaron al control del balón para intentar ataques con mucha velocidad, normalmente por el costado de Durmisi, al que también acudía Rubén Castro, aunque sólo hubo tibios acercamientos a la portería azulgrana.

Tras el descanso, con más fe por parte de los verdiblancos en la presión adelantada, Dani Ceballos y Rubén Pardo se imponen en la medular y el Betis controla mucho más el juego durante más de 30 minutos. Así llegaron los mejores acercamientos a Ter Stegen, con sendos lanzamientos a los palos de Dani Ceballos y Rubén Castro, hasta que Álex Alegría cazó el balón suelto en el área para el 1-0. Incluso luego de nuevo el delantero canario dispuso de un mano a mano para haber sentenciado, en la que fue la última ocasión bética.

Virtudes

La creencia en el plan diseñado en la pizarra para jugar siempre el partido adecuado; la presencia de un socio para Dani Ceballos como Rubén Pardo, lo que dio otro aire al juego con balón.

Talón de aquiles

Desperdició ocasiones para sentenciar el partido; luego Nahuel pecó de inocencia para perder una pelota decisiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios