Betis

La reválida argelina

  • Boudebouz tendrá esta temporada la opción de demostrar porqué fue la gran apuesta del pasado curso. Su gran pretemporada lo avala, aunque tendrá que confirmar sus credenciales en Liga

Boudebouz se zafa de dos rivales de Las Palmas en el Trofeo Carranza. Boudebouz se zafa de dos rivales de Las Palmas en el Trofeo Carranza.

Boudebouz se zafa de dos rivales de Las Palmas en el Trofeo Carranza. / Julián Pérez

Hace justo un año Ryad Boudebouz llegaba al club heliopolitano con la vitola de estrella, y no era una suposición, el argelino tiene calidad para dar y regalar. El mediapunta venía con la responsabilidad de sustituir a Dani Ceballos, un futbolista que a pesar de su juventud había dejado en el Villamarín una sensación de jugador irremplazable.

A pesar de que muchos esperaban de él al nuevo Ceballos, aunque con más madurez, son perfiles distintos y no desempeñan el mismo rol dentro del campo. Boudebouz es un centrocampista más llegador, con más gol, mientras que el madridista se desenvuelve mejor bajando a recibir y llevando más peso en el juego continuado del equipo.

La temporada pasada la llegada de Boudebouz fue más una inyección de moral que otra cosa debido a que el argelino llegó lesionado a Sevilla y no pudo realizar una pretemporada en condiciones y ayudar al conjunto verdiblanco desde el primer momento que se enfundó la elástica del Betis.

Sin embargo, su fichaje fue uno de esos que ilusionan a la afición por el hecho de atraer a jugadores diferentes que puedan aportar un plus al equipo. La dirección deportiva daba un golpe sobre la mesa con su contratación y, a día de hoy, con la puesta a punto del 10 bético, se espera que ésta sea su temporada, en la que dé un paso al frente y sea capaz de conducir al Betis hasta lo más lejos posible en todas las competiciones que disputa el club.

Su conexión con Sergio Canales se antoja indispensable para que el Betis genere ese fútbol que busca Setién. Combinaciones rápidas y juego en equipo, sumado a calidad individual y último pase, pueden ser el factor diferencial que lleve al conjunto hispalense a desempeñar una gran temporada este curso.

La zurda del franco argelino ya ha dejado bastantes muestras de calidad, tanto en el final de la temporada pasada, como en la actual pretemporada, ya culminada por un Betis que se estrena el viernes en el segundo partido de la primera jornada de Liga. El Levante será el rival ante el que el Betis tendrá que confirmar las buenas sensaciones obtenidas durante la pretemporada.

Boudebouz, Loren y Canales, probablemente, hayan sido los más destacados durante la preparación, al igual que son tres de las piezas que más ilusionan a una afición que lleva esperando varios lustros que su equipo sea capaz de competir de tú a tú con cualquiera de la Liga.

Si Boudebouz es capaz de alcanzar su pico de forma más pronto que tarde, podremos ver al jugador que maravilló en el Montpellier y por el que el Betis hizo un esfuerzo económico la pasada temporada para incorporarlo a sus filas por 7 millones de euros. Ahora, apuntan desde Turquía que el Besiktas habría ofrecido una suculenta cantidad por el zurdo, en torno a los 15 millones de euros.

Sin embargo, el Betis no está dispuesto a aceptar ningún tipo de oferta por él ya que consideran al futbolista instransferible a todos los efectos. Quique Setién cuenta con él, al igual que la dirección deportiva y todos los aficionados, quienes esperan que Boudebouz sea ese jugador diferencial que despunte. En Francia, con el Montpellier, el centrocampista cosechó 45 goles y 53 asistencias en 301 partidos vistiendo esa camiseta.

La temporada pasada Serra Ferrer hizo una apuesta arriesgada rompiendo las líneas que tenía establecidas en cuanto a la política de fichajes. El club había establecido como norma no escrita fichar únicamente a jugadores que conociesen la Liga Santander y que no necesitasen un periodo de adaptación demasiado amplio.

Ryad fue la única incorporación de la pasada campaña que rompía esta línea y que, sin duda, significaba una apuesta personal de Serra Ferrer que pretendía que el Betis tuviese algún jugador diferencial, aunque, a priori, pudiese parecer una jugada demasiado arriesgada.

La primera parte de la temporada fue mala para él. Su incorporación tardía al grupo fue un lastre y su adaptación, evidentemente, también fue lenta. Sin embargo, cuando cogió un poco la forma y se desquitó de la presión inicial, en él se atisbaba un grandísimo jugador escondido en una tímida personalidad.

La afición bética ansía con fuerza una gran exhibición de Boudebouz, que ya en pretemporada ha dejado destellos más que importantes de lo que puede llegar a ser. Sus cinco goles durante la preparación bética y ciertos apuntes de clase hacen que sea uno de los fichajes de esta campaña. El centrocampista bético cuenta con toda la confianza del míster, algo que intentará devolver con algo más que goles y asistencias en las jornadas venideras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios