El Palquillo

Carlos Herrera: "La asombrosa hermosura de la naturalidad"

  • Carlos Herrera, el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, el alcalde de Sevilla, la pregonera y el obispo auxiliar Santiago Gómez Sierra, los encargados de los discursos durante el almuerzo en el Real Alcázar

La pregonera Charo Padilla, con su esposo el compositor y músico Manuel Marvizón La pregonera Charo Padilla, con su esposo el compositor y músico Manuel Marvizón

La pregonera Charo Padilla, con su esposo el compositor y músico Manuel Marvizón / Juan Carlos Vázquez

Naturalidad y verdad son las dos palabras que más se han repetido en los corrillos del almuerzo en el Real Alcázar. Pero no sólo entre el público, los encargados de realizar los discursos una vez servidos los postres insistieron en estas mismas palabras.

El ex pregonero Carlos Herrera destacó  "la asombrosa hermosura de la naturalidad" de todo lo que su compañera Charo Padilla había narrado tras el atril del teatro de la Maestranza. Se refirió Herrera a los apelativos que se suelen utilizar en los pregones, esas palabras que repiten insistentemente los asistentes al Teatro de la Maestranza un Domingo de Pasión tras otro: "muy sevillano, muy de confesiones, muy cofrade, de hacernos pensar, o para leer". Para el periodista ha sido una mezcla de todos estos calificativos, pero el pregón no se recordará por el hecho de ser una mujer, “sino por ser un extraordinario relato de verdad tan conmovedor como emocionante”, apostilló.

José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de Caja Rural del Sur y su Fundación; su esposa, Rocío Faure; Charo Padilla; la notario Amalia Cardenete; la abogada Ana Mateos, hermana del Gran Poder; Manuel Marvizón y Luis Sarasua durante la recepción en el Real Alcázar José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de Caja Rural del Sur y su Fundación; su esposa, Rocío Faure; Charo Padilla; la notario Amalia Cardenete; la abogada Ana Mateos, hermana del Gran Poder; Manuel Marvizón y Luis Sarasua durante la recepción en el Real Alcázar

José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de Caja Rural del Sur y su Fundación; su esposa, Rocío Faure; Charo Padilla; la notario Amalia Cardenete; la abogada Ana Mateos, hermana del Gran Poder; Manuel Marvizón y Luis Sarasua durante la recepción en el Real Alcázar / Juan Carlos Vázquez

Francisco Vélez

El siguiente en intervenir fue el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Francisco Vélez, aseguró que el pregón iba a ser recordado durante mucho tiempo “por el texto y por la forma en la que se ha contado”. Vélez se refirió a los momentos del pregón en el que se ha oído el rachear de los costaleros o esa crónica tan vívida de la entrada de la Macarena.

Charo Padilla

Tras Francisco Vélez, el turno ha sido para la pregonera. Una emocionada Charo Padilla que ha agradecido a las tres últimas personas que han mandado en la sede de la calle San Gregorio haber llegado hasta el atril del teatro de la Maestranza. Durante su intervención ha tenido palabras para su familia, y porque durante estos meses ha sentido "cariño de verdad".

La pregonera ha recordado que si no llega a escribir su columna El Pinganillo en Diario de Sevilla "jamás hubiera dicho que sí al pregón". Y para concluir, en esta gran apuesta por la verdad y la naturalidad, dedicó las últimas palabras de su discurso a su marido, "su amor" con un sincero "te quiero, te amo", como no podía ser menos en una mujer que ha demostrado una gran generosidad al desnudar su alma ante la ciudad.

Juan Espadas

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, señaló que en los últimos nueve pregones, "este ha sido el primero y el que más ha representado a los sevillanos de a pie". En su discurso, destacó que Charo Padilla había roto muchas barreras comparándola con la "Marie Curie de la Semana Santa sevillana".

El obispo Santiago Gómez Sierra

El turno de discursos lo cerró el obispo auxiliar, Santiago Gómez Sierra, que excusó la ausencia del arzobispo, Juan José Asenjo por motivos de salud. El obispo agradeció que la pregonera pusiera "voz de mujer a la Iglesia de Sevilla" y que abra "de par en par las puertas para entrar en el alma de los que protagonizan este acto de fe”. Gómez Sierra recalcó su gratitud a la pregonera por "expresar públicamente la fe en la vida que tiene el Señor muerto y resucitado". Y en un guiño a la labor de las hermandades en los barrios, calificó como el momento más emocionante el fragmento dedicado al trabajo de la parroquia de Jesús Obrero y el proyecto Fraternitas en el PolígonoSur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios