El Palquillo

Los Javieres restaurará al crucificado y marchará provisionalmente a Santa Marina en mayo

El Cristo de las Almas sale de su templo en el Vía Crucis de las Hermandades

El Cristo de las Almas sale de su templo en el Vía Crucis de las Hermandades / Juan Carlos Muñoz

Tarde-noche de singular trascendencia en la calle Peris Mencheta. La hermandad de Los Javieres ha celebrado este jueves cabildo general extraordinario de hermanos en el que se ha tratado un asunto fundamental: la restauración del Santísimo Cristo de las Almas. A la hora de la votación, todos los presentes han apoyado por unanimidad la propuesta de la junta de gobierno, por lo que la imagen de Pires Azcárraga será retirada del culto en cuanto acabe la estación de penitencia. 

Será Laura Pérez Meléndez la encargada de ejecutar que consistirán esencialmente, tal y como comentó su hermano mayor en esta cabecera, en una consolidación de los ensambles y la eliminación de todas las capas de suciedad que puedan retirarse. La imagen ha sido sometida a varios estudios en los últimos diez años pero ahora era el momento de dar el paso. Por tal motivo, el crucificado será retirado del culto prácticamente al poco de entrar en la parroquia el Martes Santo y posteriormente trasladado al taller. De este modo, la previsión de la junta de gobierno es que el crucificado permanezca retirado del culto varios meses, y que su reposición se fije en torno a los meses de octubre o noviembre.

Cierre por obras

Asimismo, la corporación que preside José Antonio Oliert ha informado que toda su actividad cultual y diaria se trasladará a la iglesia de Santa Marina. Con motivo del cierre de Omnium Sanctorum, previsto para primavera, la hermandad marchará a la sede de la Resurrección en la tarde del viernes 10 de mayo, tras la misa parroquial de las 20:30. Lo hará sin el Crucificado, que ya estará en el taller sometido a las tareas de restauración aprobadas esta misma noche. 

Las tareas a desarrollar en este histórico templo consisten en la renovación de la instalación eléctrica y la pintura del interior y exterior del templo. La actuación comenzará el 1 de junio y concluirá el 30 de septiembre, esto es, cuatro meses de obras. El Carmen marchará a los Terceros y la parroquia, Reina de Todos los Santos incluida, a las dependencias de la calle Arrayán. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios