Análisis

¿Por qué es inviable (según las hermandades) el plan del Martes Santo?

  • Las cofradías, en un documento de 20 páginas, advierten de cruces y velocidades imposibles, tiempos de paso irreales y falta de seguridad.

Comentarios 8

Cruces imposibles, velocidades de paso irreales, parones inasumibles, falta de seguridad, falta de dignidad... Las Hermandades del Martes Santo consideran que el plan propuesto para el año 2019, realizado por el delegado de día, Daniel Perera, es totalmente inviable y está realizado con tiempos de paso y velocidades que no se corresponden con la realidad. La respuesta de las hermandades, un completo informe de 20 folios en la que cada una de ellas analiza sus circunstancias, constata que la propuesta ya fue estudiada anteriormente con otra junta superior y fue descartada por ser absolutamente irrealizable. Consideran las cofradías que lejos de solucionar los problemas existentes hasta 2017 crea otros nuevos, más graves aún si cabe y que no disuelve cuestiones tan importantes como las entradas tardías.

Las ocho hermandades consideran que, fundamentalmente, hay dos factores que hacen inviable la propuesta: el cruce de la Puerta de Jerez y el cruce de la Plaza del Triunfo. En el primero, según se recoge en el documento, se desvirtúa la realidad "hasta tal límite que somete a la Hermandad de los Estudiantes a un parón injusto e inasumible desde la Plaza Nueva hasta la venia en la plaza de la Campana, con el único interés espurio de darle el adjetivo de realizable, pasando por encima de los componentes de la cofradía".

Si se aplican los tiempos necesarios históricamente para que la Hermandad de los Estudiantes realice este trayecto, incluso por el recorrido indicado por el delegado (Méndez Núñez/ O’Donnell), la hora de salida de la cruz de guía sería las 18:45, lo que implicaría un parón de más de una hora de la Hermandad del Cerro en la calle San Gregorio, con el consiguiente bloqueo del día, pues la Candelaria no saldría de la Catedral y Santa Cruz no podría atravesar la plaza del Triunfo.

Horarios realizados por las hermandades. Horarios realizados por las hermandades.

Horarios realizados por las hermandades. / M. G.

En cuanto al cruce de la Plaza del Triunfo, la respuesta de las hermandades incide en que incluso si no existiera el cruce de la Puerta de Jerez, hay un "punto de inviabilidad" entre la Hermandad de la Candelaria y Santa Cruz, "que daría un parón de 20 o 25 minutos a la segunda y haría imposible su llegada en tiempo a la Campana".

Además, las hermandades exponen que hay "otras consideraciones especialmente agravantes", como se somete a algunas de ellas, como San Esteban y los Estudiantes, "a unos horarios impropios e inasumibles".

El análisis "generoso" llevado a cabo por las ocho hermandades, presentado en la noche del lunes al delegado, Daniel Perera, subraya que se perdería, en primer lugar, la fluidez de entrada en la carrera oficial lograda en 2018 gracias a la alternancia. "En la propuesta presentada, entrarían las hermandades del Cerro y San Esteban consecutivamente por Tetuán/O’Donnell, complicando la entrada en carrera oficial de ambas corporaciones".

Situación de colapso en el cruce de la Puerta de Jerez. Situación de colapso en el cruce de la Puerta de Jerez.

Situación de colapso en el cruce de la Puerta de Jerez. / M. G.

Posteriormente, pasaría lo mismo en la calle Javier Lasso de la Vega con la Candelaria y San Benito, "dos hermandades populosas con gran número de nazarenos, complicando seriamente la entrada en la plaza de la Campana de la segunda, considerando ésta insuficiente el espacio para comprimir su cofradía y cumplir los horarios con el paso de la Virgen de la Encarnación". La Hermandad del Dulce Nombre entraría en paralelo con San Benito por la Plaza del Duque, seguida de los Javieres por la misma zona. Por último, la Hermandad de los Estudiantes y Santa Cruz compartirían recorrido desde el Postigo hasta la esquina de la calle Gamazo con Zaragoza, separándose en paralelo por Tetuán y Méndez Núñez, para encontrarse posteriormente en O'Donnell. "Por lo que la fluidez del año 2018 se perdería".

Las hermandades señalan diversos puntos críticos en la propuesta, como ya avanzó este periódico, que se podrían colapsar con suma facilidad. "La salida de la Catedral y el tránsito por la Plaza del Triunfo empeora seriamente con referencia al Martes Santo 2018, y convierte a esta zona en lo que el año 2017 y anteriores era la zona Francos/Cuesta del Rosario/Alfalfa". Este es uno de los lunares, que según las hermandades, invalidan la propuesta.

En este zona, se crea un triángulo Puerta de Jerez/Plaza del Triunfo/Postigo que las cofradías consideran "muy preocupante", además de incluir "dos cortes imposibles" que conllevarán prácticamente sin solución de continuidad, el paso de las hermandades del Cerro y la Candelaria, con el cruce de la primera con la Hermandad de los Estudiantes, que se dirigiría al Postigo, continuando con la Hermandad de Santa Cruz; que igualmente iría hacia el Postigo, seguida de la Hermandad del Dulce Nombre, con los Estudiantes y Santa Cruz, de nuevo, detrás. "Cualquier incidente o retraso en este sector crea honda preocupación y temor entre las hermandades del día".

Situación de colapso en la Plaza del Triunfo Situación de colapso en la Plaza del Triunfo

Situación de colapso en la Plaza del Triunfo / M. G.

Por último, las cofradías señalan que "se incumple el criterio repetido hasta la saciedad por el presidente de que ninguna hermandad estaría en le calle más tarde de las 2:30". Según los cálculos la Hermandad del Dulce Nombre entraría a las 3:20 del Miércoles Santo, Los Estudiantes terminaría su traslado a la Capilla Universitaria por encima de las 2:30 y, si la Hermandad de los Javieres realizara el recorrido propuesto por el delegado. lo haría a las 2:50. Las hermandades aseveran que la propuesta del Consejo en este sentido es "poco detallada, por no decir imprecisa", al indicar sólo los horarios de entrada y salida y de la carrera oficial.

Una vez introducidos los horarios derivados del análisis de las hermandades y sus diputaciones mayores de gobierno, la diferencia con la parrilla horaria del Consejo es evidente: "Se desprende la realización de una propuesta arbitraría, discriminatoria, interesada y forzada, con el único objetivo de hacer viable una propuesta que es imposible y que se ha intentado vender como factible. Algo planeado, repetido, insinuado hasta la saciedad, dicho o, sencillamente, escrito no tiene por qué poder llevarse a la realidad con éxito; es decir, es más fácil de contar o escribir que de hacer. Como se dice coloquialmente, el papel lo aguanta todo".

Las hermandades muestran su "tristeza e inesperada sorpresa" pues esperaban un plan que fuera una "solución definitiva" al problema histórico del Martes Santo y que sirviera para haber descartado el Martes Santo de 2018: "El plan debiera haber estado soportado sobre un trabajo exhaustivo y real y no sobre un documento que mayoritariamente se apoya en un conjunto de datos históricos de los registros del Consejo que aparenta solucionar las necesidades que les requeríamos, pero forzando los horarios para darle apariencia de impecable. Igualmente, decir que para forzarlo olvida las singularidades, dignidad e idiosincrasia de los distintos cortejos que convierten a la Semana Santa de Sevilla en el culto externo por antonomasia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios