Accidente mortal de tráfico Los dos motoristas del accidente de Kansas City se saltaron sus semáforos

  • El siniestro fue grabado por una cámara de control de tráfico del Ayuntamiento

  • El joven repartidor, de 20 años, continúa ingresado en estado crítico

Los restos de la Yamaha Scooter 500 Tmax implicada en el accidente Los restos de la Yamaha Scooter 500 Tmax implicada en el accidente

Los restos de la Yamaha Scooter 500 Tmax implicada en el accidente / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Los dos motoristas implicados en el accidente de anoche en la avenida de Kansas City se saltaron sus semáforos. Esta es la principal hipótesis que maneja la Policía Local de Sevilla, que está investigando todavía las circunstancias del siniestro. El choque fue grabado en vídeo por una de las cámaras de control de tráfico del Ayuntamiento, que está ubicada justamente en este cruce.

El accidente se produjo sobre las diez de la noche. Colisionaron dos motos, una de gran cilindrada, la Yamaha 500 Scooter Tmax, y un ciclomotor de un repartidor de Burger King. En la Yamaha viajaban dos personas, el piloto, de 37 años, y el paquete, de 44, que falleció en el acto. El ciclomotor lo conducía un joven de 20 años que permanece en estado crítico.

Secuencia del accidente mortal de Kansas City. Secuencia del accidente mortal de Kansas City.

Secuencia del accidente mortal de Kansas City. / Gráfico: Dpto. de Infografía

La moto de gran cilindrada iba por Kansas City en dirección al aeropuerto, mientras que el ciclomotor procedía de la calle Macedonia y se disponía a cruzar la avenida de Kansas City, hacia la carretera de Carmona, justo donde está el concesionario de Renault. 

Las primeras investigaciones apuntan a que la Yamaha circulaba a gran velocidad por el carril izquierdo de la avenida y pasó el semáforo unos instantes después de que se le hubiera puesto en rojo, mientras que el ciclomotor no esperó a que se le abriera el suyo en verde e inició la marcha unos segundos antes. Esto habría provocado que ambos vehículos se cruzasen y colisionaran.

El impacto fue brutal, teniendo en cuenta la velocidad a la que circulaba la moto de gran cilindrada, que excedía claramente el límite de 50 kilómetros por hora establecido para todo el casco urbano. Uno de los dos vehículos terminó impactando contra un semáforo ubicado en la mediana, que quedó roto por la mitad. 

En el siniestro murió en el acto el hombre que iba de paquete en la Yamaha. El piloto de la misma resultó herido grave con una fractura en el fémur y está pendiente de ser intervenido quirúrgicamente. El joven repartidor se encuentra en estado crítico y sufre un severo traumatismo craneoencefálico y otro traumatismo en el tórax, según han explicado fuentes del Hospital Virgen del Rocío.

El piloto de la Yamaha no tenía carné para motos de gran cilindrada

Ambos heridos fueron trasladados por el 061 a este complejo sanitario, donde el herido crítico permanece en la UCI del Hospital de Traumatología, mientras que el otro está estable y a la espera de la operación.

La Oficina de Gestión de Atestados (OGA) de la Policía Local está elaborando el informe sobre el accidente, que podría tardar todavía una semana en terminarse y ser llevado al juzgado. Una de las circunstancias que se está investigando es que el conductor de la motocicleta no tenía carné para llevar un vehículo de este tipo, puesto que tenía el permiso de conducir de coches, con el que está permitido llevar motos de una cilindrada máxima de 125 centímetros cúbicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios