Sevilla

La Archidiócesis de Sevilla movió 50 millones de euros durante el ejercicio 2019

Teodoro León, vicario general; y Alberto Benito, ecónomo diocesano, durante la rueda de prensa. Teodoro León, vicario general; y Alberto Benito, ecónomo diocesano, durante la rueda de prensa.

Teodoro León, vicario general; y Alberto Benito, ecónomo diocesano, durante la rueda de prensa. / Antonio Pizarro

La Archidiócesis de Sevilla movió durante el ejercicio 2019 un total de 50,1 millones de euros, según ha dado a conocer este miércoles en la presentación de su memoria económica. Los ingresos han descendido en algo más que un millón de euros con respecto a 2018, cuando se generaron 51,7 millones de euros.

Como ha resaltado el vicario general, Teodoro León, la mayor parte de los ingresos (26,25%) proceden de las aportaciones directas de los fieles: 13,5 millones de euros. Otros siete millones de euros procedieron de la asignación tributaria a través del Fondo Común Interdiocesano. Esta cantidad supone un 14% con respecto al total. El número de declaraciones en Sevilla a favor de la Iglesia Católica volvió a incrementarse el año pasado en unas nueve mil, alcanzando la cifra de 329.322. Tanto el vicario general como el ecónomo diocesano, Alberto Benito, han resaltado que Sevilla es una de las provincias de España con más declarantes a favor de la Iglesia: algo más del 42% marca la X, frente al apenas 33% de media nacional.

El otro gran porcentaje de los ingresos, 24 millones de euros (47%), procede de los ingresos corrientes, donde hay que situar, entre otros, los procedentes del Cabildo Catedral.

En cuanto a los gastos, más de 13 millones de euros, el 30%, se empleó en la conservación de edificios y gastos de mantenimiento. Algo más de 8,2 millones (18%) fue para acciones pastorales y asistenciales. En la retribución del clero se emplearon 7,3 millones de euros (16%).

Aportaciones de las hermandades 

Las aportaciones de las hermandades de Sevilla y su provincia al Fondo Común Diocesano ha disminuido un 9% con respecto al año pasado. Han donado 139.533 euros, por los 153.151 de 2018. La paradoja es se ha incrementado el número de corporaciones donantes: 144 por las 129 del ejercicio anterior. La Macarena, con 10.000 euros; la Esperanza de Triana, con 6.500 y el Gran Poder, con 6.000, son las que más dinero aportaron.

El vicario general se ha mostrado comedidamente satisfecho aunque ha indicado que siempre se puede mejorar: "Es positiva la colaboración de las hermandades. Van tomando conciencia y también colaboran de manera importante con el Seminario, Cáritas, los Centros de Orientación Familiar, economatos, comedores sociales o bancos de alimentos. Hay que tomar conciencia e insistir en que debemos mejorar poco a poco".

El número de hermandades que ha presentado sus cuentas también ha ido en consonancia con las que aportaron al Fondo. En este sentido, Alberto Benito ha puntualizado que es un deber moral y legal hacerlo: "La aportación y la presentación de las cuentas es uno de los requisitos indispensables para que se puedan hacer las deducciones con Hacienda. Insisto en que deben hacerlo".

En cuanto a las aportaciones para el sostenimiento del Seminario Metropolitano, las hermandades entregaron una suma que ascendió a 114.622 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios