Sevilla

Coronavirus Sevilla: Casi un 28% de todos los casos que se estudian en la provincia resultan positivos

Una mujer cruza en patinete una solitaria avenida de de la ciudad. Una mujer cruza en patinete una solitaria avenida de de la ciudad.

Una mujer cruza en patinete una solitaria avenida de de la ciudad. / Antonio Pizarro

Un 27,7% del total de casos de coronavirus que se estudian en la provincia Sevilla resultan positivos. Un porcentaje, no obstante, que, según el informe Informe Covid-19 de la Consejería de Salud y Familias, es moderadamente superado por el de aquellos casos finalmente descartados y que suponen un 38,2%. El mismo documento señala que hay un 34% de casos en investigación.

Este estudio, que sólo recoge datos hasta el pasado 2 de abril cuando se puede decir que la provincia se encontraba en su pico más alto de nuevos contagios y se habían estudiado un total de 5.263 casos posibles, presenta sólo una instantánea de un fenómeno que a día de hoy, es dinámico y del que todavía no se puede hacer una foto definitiva. No obstante, los resultados sí ayudan a reflejar cómo está afectando la pandemia del coronavirus a la provincia y a sus ciudadanos.

Los datos de la comunidad indican que del total de casos estudiados como posibles Covid-19, el 24% han dado positivos lo que supone algo menos que el porcentaje sevillano, mientras que los que están en estudio son el 31%, dato también inferior al de Sevilla, y los descartados alcanzan el 44%, una cifra que sí supera a la de la situación que se vive en la provincia sevillana que es de algo más del 38%.

Por semanas, desde que se decretó el estado de alarma hace un mes, la evolución epidemiológica del coronavirus en la provincia presenta actualmente un panorama muy distinto. Principalmente porque las cifras de casos confirmados se ha multiplicado casi por 25 desde el 16 de marzo. Entonces, el ritmo en la propagación de la enfermedad seguía la famosa curva ascendente y la primera semana de confinamiento, la que se desarrolló entre el 16 y el 22 de marzo, comenzó con 84 confirmados y terminó con 295, lo que supuso un 71,5% más. No obstante, el número de fallecidos sí se mantuvo controlado ya que la primera muerte en la provincia a causa del coronavirus se registró precisamente ese lunes 16 de marzo y la semana acabó con sólo 3 víctimas mortales más.

Durante el primer mes de confinamiento, el 8 de abril se vivió la jornada más negra, con 19 muertes

En la segunda semana, la del 23 al 29 de marzo, se pasó de los 356 confirmados, 65 más que el día anterior, y los 5 personas fallecidos que registraron ese lunes, a los 912 contagios y las 30 muertes del domingo. Los curados todavía no llegaban a la veintena cuando se rozaba ya el millar de enfermos. A partir de esta fecha el Gobierno decidió endurecer las medidas de confinamiento y se paralizó la construcción y otras actividades consideradas no esenciales con dos semanas de permiso retribuido.

En la tercera semana, y a falta de un mayor seguimiento de la evolución del virus de aquí en adelante, se podría decir que la provincia de Sevilla alcanzó el famoso pico de la epidemia. El lunes 30 de marzo arrancó con 140 positivos más en un sólo día, que elevaron el total de casos a los 1.052. Las muertes seguían aumentando aunque la evolución diaria seguía siendo bastante moderada con un total de 34. Siete días más tarde, el domingo 5 de abril los contagios ya superaban los 1.600, lo que suponía más de un 30% de incremento. El pico más alto de la curva se alcanzó en esta semana epidemiológica el jueves 2 de abril, registrándose la cifra de nuevos positivos más alta hasta la fecha, con 156. En cuanto a las muertes, sólo en esa semana se sumaron 59 más, convirtiéndose el miércoles 1 de abril en la jornada más negra en la provincia desde que empezó la epidemia al sumarse 19 fallecimientos en sólo 24 horas.

Durante la cuarta semana del estado de alarma, del 6 de abril al 12, el número de casos confirmados creció en 371. Una cifra que supuso el inicio de una ralentización que se ha mantenido en lo que llevamos de la quinta semana de confinamiento. Las muertes, no obstante, sí han alcanzado sus peores cifras desde el pasado 6 de abril, pasando de las 97 que se registraban entonces a las 182 de este miércoles 15 de abril, casi el doble.

Los curados también han experimentado una importante evolución en las primeras cuatro semanas del estado de alarma y lo que llevamos de la quinta, siendo ya 327 los sevillanos que han superado la enfermedad, un 83,8% más.  

A modo de resumen, en este último mes, los días con más contagios fueron el 1 de abril, cuando se comunicaron 156 positivos, el 30 de marzo con 140, el 28 de marzo con 122 más y el 25 de marzo con 108 más. Por su parte, las jornadas en las que se ha registrado el mayor número de muertos son el 8 de abril con 19 más, el 5 de abril con 18 y el 7 de abril con 15. Durante el resto de días en ninguno de ellos se han superado las 10 muertes, siendo este martes la jornada más esperanzadora desde comienzos de la crisis con sólo una víctima mortal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios