Sevilla

Detenido por masturbarse en un autobús nocturno

  • El sindicato CSIF en Tussam denuncia que no se trata de un hecho aislado, que hay "muchas situaciones de tensión y agresividad que los conductores sufren a diario"

Cuatro mujeres esperan un autobús en la Plaza del Duque. Cuatro mujeres esperan un autobús en la Plaza del Duque.

Cuatro mujeres esperan un autobús en la Plaza del Duque. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Comentarios 5

La Policía Local ha detenido a un individuo que fue sorprendido mientras se masturbaba en un autobús en la línea nocturna A-5, que conecta el Prado de San Sebastián con el Polígono Sur, y solicitando a una joven usuaria que se acercara a él, por lo que la chica pidió auxilio al conductor de la empresa municipal, según ha denunciado el sindicato CSIF en la empresa de transportes urbanos (Tussam).

Según ha explicado el sindicato, los hechos ocurrieron en la madrugada del sábado 19 de enero, cuando prestando servicio un afiliado de esta sección sindical en la línea nocturna A-5, a la altura del apeadero de San Bernardo, se le aproximó una usuaria de unos veinte años de edad, "muy angustiada y asustada", informando al conductor de que había un usuario masturbándose al final del vehículo.

La joven explicó al conductor que el individuo le decía “ven, ven” mientras se masturbaba. Al ser informado por la usuaria del autobús, el conductor se puso en contacto por teléfono con el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), desplazándose al lugar de los hechos agentes de la Policía Local que procedieron a identificar al individuo y a su arresto.

Asimismo, acudió al lugar una ambulancia para atender a la joven, quien tras la rápida intervención del conductor y de la Policía Local rehusó ser atendida, procediendo a informar a los agentes de su interés por denunciar los hechos ante el juzgado.

Por sugerencia del conductor, se pusieron en contacto con un familiar para que la recogiera en una parada de la ruta. De todo lo sucedido, el supervisor de guardia en la estación del Prado, dejó constancia mediante un informe interno de Tussam.

A raíz de este suceso, el sindicato CSIF ha explicado que el pasado 11 de enero la sección sindical de Tussam de esta organización sindical dio traslado por escrito a la gerencia de Tussam de una serie de medidas que entienden pueden ser adoptadas, en el marco de la implantación de las “paradas anti acoso” en la línea nocturna A-1.

De dicho escrito, asegura el sindicato que no ha obtenido "respuesta alguna", como "por desgracia empieza a ser habitual". En esa propuesta, el sindicato reclama la posibilidad de que ante una usuaria que se sienta acosada por cualquier motivo, "se autorice al conductor a abrir la puerta para bajar en cualquier punto de la ruta que lo solicite, sin necesidad de establecer paradas, las cuales, ya indican un punto de referencia claro, para quienes pueden estar al acecho”.

Igualmente, consideran que la propuesta que se hizo por parte del comité de empresa al Ayuntamiento para reconocer a los conductores como agentes de la autoridad, es una medida "muy necesaria, pues, aunque este hecho que denuncian puede parecer aislado, no lo es".

"Tensión y agresividad a diario"

"Son muchas las situaciones de tensión y agresividad, de todos los niveles, que los conductores de la flota deben sufrir a diario, convirtiéndose en algo, por desgracia, cotidiano. Y que, al no ser denunciadas en el juzgado, no pasan a ser anotadas en las estadísticas que la gerencia debe enviar al Ayuntamiento", sostiene CSIF.

De igual forma, cuando un autobús de la flota, prestando servicio, no carga en alguna parada, por órdenes del centro de control, "hay quienes a forma de protesta se posicionan delante del bus sin dejarlo continuar, con el grave perjuicio que causan al funcionamiento de la línea y al resto de usuarios sin que por parte de Tussam, se proceda a denunciar a estas personas, que en muchas ocasiones pueden ser identificadas fácilmente y reclamarles responsabilidades legales", concluye el sindicato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios