Balance

Coronavirus en Dos Hermanas: Toscano confirma contagios en otra residencia de mayores y un centro de discapacitados

  • La incidencia de la enfermedad según casos confirmados y número de fallecidos está por debajo de la media andaluza y nacional

  • El Consistorio ha triplicado el presupuesto para ayudas sociales y tiene a 10 equipos de desinfección en la calle

  • Toscano defiende la gestión local y se remite al Estado para la información e instrucciones sanitarias

Efectivos del UME formando en tareas de desinfección a bomberos de Dos Hermanas, que tendrá a una unidad dedicada a esta tarea. Efectivos del UME formando en tareas de desinfección a bomberos de Dos Hermanas, que tendrá a una unidad dedicada a esta tarea.

Efectivos del UME formando en tareas de desinfección a bomberos de Dos Hermanas, que tendrá a una unidad dedicada a esta tarea. / Efe

El mismo día que se han conocido los datos de casos del Covid-19 por municipios, en los cuales Dos Hermanas ocupa el segundo lugar en Sevilla con 176 positivos, el alcalde, Francisco Toscano (PSOE), ha señalado que coinciden con los que barajaban y la media en función del número de habitantes. Pese a ello, cree que el dato no es del todo malo, ya que la ciudad tiene hasta 16 residencias de mayores, con 650 usuarios y más de 600 trabajadores y la población mayor de 60 años es la que ha resultado más vulnerable al virus.

El Ayuntamiento ha mantenido contactos periódicos con todas. Había trascendido el brote en la residencia Huerta Palacio, de la Junta, con 12 contagios entre los residentes (dos fallecidos) y cuatro en el personal. Pero Toscano confirma otro en una pequeña residencia de mayores, La Paz, con 30 usuarios, en la que se han dado 10 contagios entre residentes. Ha fallecido una mujer de 87 años y los otros afectados han sido trasladados al centro medicalizado del Alcora, al Fremap o están hospitalizados en el Valme. 

El peor brote en Dos Hermanas se ha dado en un centro para personas con discapacidad, ASAS Inclusión Social, en el que hay adultos de todas las edades, pero también jóvenes. Según Toscano, han tenido 34 casos positivos, todos ellos entre usuarios, de los cuales sólo dos o tres han requerido hospitalización y ya están dados de alta.

En el resto de residencias de mayores o de personas con discapacidad no hay constancia de casos, a pesar de que la Junta ya está realizando test generalizados.

Con siete personas fallecidas tras haber dado positivo en Covid-19, Dos Hermanas tiene una tasa de 5,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lejos de la media andaluza de 13,8 y la española, del 49,9. En cuanto a casos confirmados, la incidencia es de 131,4 por cada 100.000 habitantes. La media andaluza es de 156,4 y 444,7, la española, según datos de municipios con más de 100.000 habitantes.

La ayuda a domicilio, mermada

El alcalde asegura desconocer hasta el momento si los test que se están realizando al personal de ayuda a domicilio se ha dado algún caso positivo. Pero sí ha señalado que ha sido uno de los servicios que ha mermado de forma considerable durante el estado de alarma, por la falta de equipos de protección para los trabajdores y por la decisión de algunas familias de hacerse cargo de todo el cuidado de sus mayores, por miedo al contagio.

De 800 usuarios, sólo se siguió atendiendo en las primeras semanas a un centenar. Luego la Junta fue facilitando material y la propia empresa adjudicataria se hizo con equipos. Aún así, se está en menos de la mitad de los usuarios habituales. Se está ateniendo por orden de gravedad o grado de dependencia.

Toscano, que ha eludido las declaraciones públicas durante el estado de alarma, ha defendido el papel que está desempeñando el Ayuntamiento y a pesar de que desde la oposición se le ha reprochado falta de información.

Ha reconocido que puede que sea el único alcalde que no ha dictado bandos específicos, pero que, con un estado de alarma decretado, es el Gobierno de la Nación el único que debe informar, porque es el que maneja los datos y tiene asesores específicos, y fijar normas para todos. A sus instrucciones se han remitido. Decisiones como fijar que salgan a comprar un día los vecinos de los números pares y otro los impares -ejemplifica- son inconstitucionales.

Diez equipos de desinfección y refuerzo de la limpieza

En cuando a las medidas que se han tomado, el Ayuntamiento, con una plantilla de unas 1.400 personas más los becarios, fue cerrando antes de que se decretara el estado de alarma edificios e instalaciones deportivas. La primera semana, se trabajó a puerta cerrada. Luego se implantó el teletrabajo o la atención telefónica desde casa para unas 300 personas y se mantiene la presencia física en áreas como los Servicios Sociales, que tienen más demanda estos días.

En la calle, en servicios como la limpieza, siguen unas 350 personas y otras 400 están en casa disponibles ante cualquier incidencia (fontaneros, electricistas, albañiles..). Un centenar de monitores deportivos están colaborando en reparto de comidas o, ahora, van a apoyar el reparto del material escolar que se quedó en los colegios cuando se decretó que los niños se quedaran en casa.

A partir este martes se van a reforzar los servicios de limpieza viaria, sobre todo en zonas de tránsito, como centros de salud y el entorno de supermercados, para evitar la acumulación de guantes y mascarillas por un comportamiento incívico de algunos vecinos.

Al margen de eso, hay 10 equipos permanentes de desinfección, con medios propios del Ayuntamiento y de las empresas de jardinería en las que se apoya, que han hecho baldeos por las calles, aunque Toscano señala que el virus sobrevive poco en la calle y habla de un efecto sobre todo "psicológico".

Se han centrado en los entornos de las residencias, las estaciones y las paradas de autobús, mientras que la UME o empresas especializadas lo han hecho en el interior de residencias con contagios. Efectivos del Ejercito, que ya se están replegando, han formado a los bomberos de Dos Hermanas, que desde este martes tendrán un equipo permanente centrado en estas tareas.

Voluntarios de Protección Civil entregan la compra a un vecino. Voluntarios de Protección Civil entregan la compra a un vecino.

Voluntarios de Protección Civil entregan la compra a un vecino. / M. G.

Medidas fiscales y aplazamiento de la feria

El Ayuntamiento de Dos Hermanas también ha aplazado el cobro de algunos impuestos y tasas municipales mientras que los servicios jurídicos aclaran si es posible anularlas si afectan a actividades que ha parado por el estado de alarma. Ya se han modificado los plazos para el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y la tasa por Recogida de Basuras. El periodo voluntario de cobro se amplía hasta el 2 de agosto y los recibos domiciliados no se emitirán hasta el 6 de julio.

Tampoco se pondrán al cobro la tasa de veladores, los alquileres de naves industriales de titularidad municipal o las concesiones administrativas y las tasas de las Universidades Populares.

Preguntado sobre si baraja algún tipo de ayuda para pequeños negocios que han tenido que cerrar o autónomos, Toscano señala que hay que ver "en qué medida complementa la Junta las medidas del Estado" para ver lo que puede hacer el Ayuntamiento.

Dos Hermanas también ha aplazado su feria, que se celebraba entre el 14 y el 17 de mayo, aunque la decisión de suspenderla de todo todavía debe tomarse. En la última junta de gobierno local, se dejó en suspenso el concurso para la contratación de espectáculos en la caseta municipal.

La demanda de ayudas sociales se dispara

El regidor ha reconocido que se ha disparado la demanda de ayudas en los Servicios Sociales. A los usuarios habituales, se han sumado muchas personas cuyos ingresos dependían de la hostelería, que ha parado, o de otras actividades que se mueven en la economía sumergida y no tienen colchón alguno.

Están llegando casos también de afectados por los primeros Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se solicitaron y que, por los problemas burocráticos, no han cobrado todavía el paro y llevan mes y medio sin ingresos.

Con este panorama, el presupuesto para ayuda alimentaria y pagos de emergencia a familias en riesgo, para el que había 1,2 millones de euros, se ha triplicado con los 462.000 euros que ha aprobado el Gobierno central y ha adelantado la Junta y otros 1,5 millones de euros correspondientes al 20% del superávit que también se ha autorizado a gastar ayuda social.

Los servicios sociales siguen "al pie del cañón" sobre todo en la Zona Sur, donde se concentran los barrios con más dificultades.

Más allá de la atención inmediata y urgente, Toscano ha recordado que aunque los ayuntamientos afrontan esta nueva crisis económica en mejores condiciones que la de 2008, sin deudas y con ahorros en muchos casos, hay que prepararse para un ciclo largo de dificultades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios