El nuevo organigrama municipal

Espadas planea una estructura con más distritos y con otra coordinación

  • El PSOE baraja dos nuevas divisiones, Cartuja y Sevilla Este, así como la revisión de otras zonas muy pobladas y una delegación específica para seguir los planes integrales de barrios deprimidos

Fachada principal del Ayuntamiento de Sevilla. Fachada principal del Ayuntamiento de Sevilla.

Fachada principal del Ayuntamiento de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 3

El objetivo es dotar de más autonomía y competencias a los distritos para que determinadas tareas puedan ser desarrolladas en estas sedes en los barrios, sin necesidad de que los ciudadanos se desplacen hasta los servicios centrales del Ayuntamiento de Sevilla. La propuesta se llama descentralización o desconcentración de los distritos y no es nueva, se ha planteado a lo largo de la última década por distintos gobiernos y todavía ningún alcalde ha encontrado la fórmula para ponerla en marcha. Quizás porque para ello hacen falta recursos y plantilla, es un proceso que requiere su estudio, tiempo y negociación luego con los sindicatos.

Juan Espadas ha vuelto a poner sobre la mesa este asunto, está en su hoja de ruta para este próximo mandato y podría tener una traducción en la nueva estructura municipal que se diseñará en las próximas semanas.

¿Habrá una delegación exclusiva de coordinación de distritos? La figura ya existe con un perfil más o menos similar y político. Hace poco más de un año, en marzo de 2018, Espadas acometió una remodelación de su gobierno con el propósito de reforzar lo que eran puntos débiles de su gestión. Así, entre otras áreas, se apuntaló la delegación de Educación, Participación Ciudadana y Edificios Municipales, que dirige Adela Castaño, con el reto de mejorar la coordinación de la gestión de los distritos y se nombró para tal cometido a Myriam Díaz, que ya era concejal de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria y pasó a ser delegada adscrita de coordinación de distritos y desconcentración. Los distritos ya contaban cada uno de los once existentes con un director general.

Esta figura ya se había reforzado en 2015 con el objetivo de lograr una mayor profesionalización, pues para tener esta categoría se requiere que sean funcionarios de grupo A1 o titulados superiores. Y al lado de la delegada adscrita en el organigrama se situó un coordinador general, Juan Tomás de Aragón.

La ventaja en este mandato es que hay más concejales para divivir más las áreas

La intención ahora sería consolidar esta delegación y desvincularla de otras, para que contara con una estructura propia, exclusiva y fuerte y con peso político al frente. El funcionamiento de los distritos depende en estos momentos quizás en exceso de la capacidad de los técnicos municipales que no sólo planifican las intervenciones en sus barrios, sino que se encargan del seguimiento.

En esta apuesta de Espadas por la gestión de los barrios aparece también la propuesta para ampliar el número de distritos. Ahora son once y algunos muy poblados, lo que dificulta la gestión. Así, el alcalde ha venido defendiendo en la campaña la necesidad de crear el distrito tecnológico de Cartuja, algo que estuvo a punto de materializarse en 2010. Sería el distrito 12 y es una propuesta que comparten otros grupos de la oposición.

Pero también se ha referido a la reordenación de distritos como Este-Alcosa-Torreblanca, señalando la conveniencia de segregar Sevilla Este. Es lo que está más avanzado, aunque también podría haber revisiones en la zona Sur, con especial atención a Bellavista, ante los crecimientos que se están produciendo en ese territorio. Al igual que se contempla la creación de una delegación específica y fuerte de ejecución y seguimiento de los planes integrales en los barrios más deprimidos.

¿Cuántos serán finalmente? La decisión dependerá de la capacidad para reorganizar la estructura y dotarla también de personal, clave para que el funcionamiento se mejore. La percepción municipal es que la reordenación de competencias que se puso en marcha hace un año se ha notado para bien.

La ventaja con la que parte de Espadas, en referencia a 2015, es que, aunque opte finalmente por gobernar en solitario, cuenta con dos concejales más en su gobierno, trece ediles entre los que repartir las competencias municipales, un ensanchamiento que permite engrosar también la estructura municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios