Sevilla

La Guardia Civil en Sevilla: una patrulla para 80.000 habitantes

  • La asociación AUGC critica la falta de personal y la escasa coordinación en el instituto armado

  • Pide un refuerzo de 400 nuevos agentes y un cambio en el modelo actual de organización

Un guardia civil en Estepa. Un guardia civil en Estepa.

Un guardia civil en Estepa. / José Manuel Vidal/EFE

Comentarios 2

Una patrulla de la Guardia Civil atiende a una población superior a los 80.000 habitantes en algunas comarcas de la provincia de Sevilla. Así lo ha denunciado este lunes la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que critica también la "descoordinación" y el cada vez mayor número de agentes dedicados a las tareas burocráticas.

Las zonas con mayores problemas de personal son la Campiña y la Sierra Sur. En el primero de los casos sólo existe una patrulla para cubrir todas las necesidades de seguridad de seis municipios y sus respectivas pedanías. "Con tan pocos efectivos es del todo imposible atender a todas esas localidades y las incidencias que puedan surgir", asegura AUGC.

La patrulla, además, tiene que dedicarse a recoger también las denuncias que se presenten. Así, si llegase un caso de violencia de género, por ejemplo, los guardias tendrían que hacer todos los trámites, "que pueden conllevar horas, y el resultado sería que la vigilancia de las poblaciones no se puede efectuar". Si apareciera alguna incidencia nueva, añade la asociación, tendrían que acudir a ella guardias de otras demarcaciones muy distantes, con el consiguiente retraso en la llegada al lugar de los hechos. Esta nueva patrulla, a su vez, dejará sin efectivos su demarcación.

En la Sierra Sur hay varios puestos pequeños y no hay uno principal. Para solucionar el problema de la falta de personal, se han creado patrullas mixtas, formadas por guardias de dos puestos distintos. Así, uno de ellos se tiene que trasladar solo para recoger al compañero, algo que AUGC rechaza por "el riesgo que conlleva" en la actual situación de alerta antiterrorista de nivel 4 sobre 5.

"El panorama no es muy halagüeño en el resto de la provincia, máxime en época estival", dice el sindicato. En verano hay un 33% menos de efectivos por las vacaciones o las concentraciones en zonas de costa. AUGC recuerda "la perentoria necesidad de un aumento de plantilla gradual para toda la provincia" y asegura que hacen falta aproximadamente 400 guardias civiles.

Además del aumento de plantilla, la asociación cree que hace falta un nuevo modelo policial para la Guardia Civil y una profunda reorganización de las unidades. Han de crearse unidades operativas con todos los servicios y especialidades necesarias en localidades grandes, donde se ubican los puestos principales y donde siempre haya personal para recoger las denuncias, patrullas y calabozos para los detenidos. "Mientras no se tome esta solución, el problema irá aumentando".

Los representantes de los guardias civiles ponen como ejemplo la zona de Marchena. "En un área de pocos kilómetros tenemos los puestos de Marchena, Arahal, Paradas, Lantejuela, Puebla de Cazalla y Morón de la Frontera (si bien en esta última localidad la competencia de seguridad ciudadana es de la Policía Nacional). Todo eso a menos de 30 kilómetros de Marchena, es decir, a 15 ó 20 minutos en coche. En cada uno de esos puestos existe al menos un suboficial, un cabo y varios guardias civiles. Cada uno tiene que cubrir durante un determinado horario la vigilancia de varios pueblos, pero de forma independiente", lamenta AUGC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios