Sevilla

Incivismo

Comentarios 7

Una bicicleta para compartir es convertida en un cachivache desvencijado. Un servicio público que rezuma modernidad, con sus puntos de atraque, sobrevive a pesar de los vándalos que las roban, las pinchan, las estropean o las tiran a la trasera de una iglesia, como en esta imagen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios