Proyecto presentado al programa ‘La ciudad amable'

Itinerario turístico y sombra para el Paseo de la O

  • La reordenación resolverá la falta de continuidad con la calle Betis y mejorará la accesibilidad peatonal y ciclista

Itinerario turístico, más zonas de sombra, fomentar la celebración de actividades culturales como conciertos o representaciones teatrales, mejorar la accesibilidad peatonal y ciclista, conexión con el barrio resolviendo la falta de continuidad con la calle Betis, un nuevo espacio para la práctica deportiva, y facilitar los accesos para la conservación de la ribera del Guadalquivir. Estos son los principales objetivos marcados para la reordenación del Paseo Nuestra Señora de la O. Este proyecto de la Gerencia de Urbanismo ya pasó la segunda fase de la convocatoria La ciudad Amable de la Junta de Andalucía que debe quedar resuelta antes de que arranque junio.

Para dar respuesta a las reiteradas demandas de los vecinos y colectivos para incrementar la utilización de este paseo infrautilizado que discurre entre los puentes del Cristo de la Expiración y el de Isabel II, los técnicos de la Gerencia realizaron hace unos meses un análisis de su estado actual, que tiene su origen en una adecuación para su uso peatonal con motivo de la Exposición Universal de 1992.

Los problemas detectados y los retos a resolver se traducen en una actuación en el pavimento que posibilite la accesibilidad universal, mejoras en la iluminación que incrementen el confort lumínico y la sensación de seguridad de los usuarios, visibilización y recualificación de los accesos desde la calle Castilla y el puente de Triana (posibilidad de conexión con el Castillo de San Jorge y el Mercado de Triana), regenerar la vegetación existente y aumentar la dotación de elementos de sombra, renovar el mobiliario urbano, diseño e implantación de señalítica informativa e identificativa, arreglar la conectividad con el nivel inferior y superior de Betis, y la implantación de usos culturales, turísticos y de ocio.

La actuación se centrará en el tramo del Paseo de la O comprendido entre la calle Párroco Pedro Ramos Lagares y el puente de Triana, conectando con el nivel inferior de Betis hasta el arranque que accede a la zona superior de la calle. Los trabajos afectarán a una superficie de 3.700 metros cuadrados. En el trecho que discurre por Betis (la zona más próxima a la lámina de agua), el carácter del recorrido a lo largo del río es discontinuo, con entrantes y salientes que hacen que el paseo no tenga una anchura constante, cómoda y segura para caminar al carecer de barandilla. Tampoco hay iluminación a este nivel. Resolverlo es una prioridad.

Urbanismo contempla una intervención de seis meses con una partida de 707.565 euros

El proyecto contempla la instalación de toldos para reducir las altas temperaturas durante los meses de verano, la colocación de bancos individuales para el descanso de los peatones, señalítica en el suelo que fije un itinerario turístico y cultural, y mejorar la entrada a la plaza de abastos. El paseo ya cuenta con tres pantalanes de acceso a la dársena y algunos puestos de pesca de hormigón. Urbanismo entiende que esta actuación da respuesta a los objetivos del programa de la Bicicleta Sevilla 2020 y al plan de movilidad urbana sostenible que se encuentra en redacción.

Reordenación del Paseo de la O. Reordenación del Paseo de la O.

Reordenación del Paseo de la O. / Dpto. Infografía

Durante la ejecución de las obras se podrá seguir realizando el mercadillo Paseo del Arte, aunque se designará una nueva ubicación en función del desarrollo de los trabajos. El distrito y la delegación de Cultura programarán algunos eventos mientras se trabaja en la reordenación para que el espacio empiece a visualizarse como un foco de interés cultural y de encuentro en la ciudad. Al año siguiente de la recepción de la reforma se realizará una evaluación trimestral tanto desde el punto de vista cuantitativo (número de visitantes al mercadillo o las actividades y eventos programados) como desde el punto de vista cualitativo (grado de satisfacción de los usuarios, percepción de seguridad o rutas turísticas y patrimoniales creadas).

Una vez que el anteproyecto reciba el visto bueno, los técnicos redactarán un proyecto que debe pasar un informe favorable de la comisión provincial de Patrimonio Histórico. El siguiente paso será sacar a licitación unas obras que comenzarán en Betis para seguir con las actuaciones de iluminación, infraestructuras y jardinería. Los trabajos durarán seis meses, con una inversión de 707.565 euros (IVA incluido) y serán presentados en el estribo oeste del puente de Triana, junto al Castillo de San Jorge.

En el documento aparece que el objetivo, a corto plazo, es posibilitar un paseo peatonal y ciclista desde el Parque del Alamillo hasta la calle Betis para romper con la degradación que produce el efecto de calle en “fondo de saco”. A medio plazo, al mejorar las condiciones de accesibilidad, se incrementaría la visibilidad del actual mercadillo al aire libre de arte y artesanía. También se crearía un espacio más atractivo para el desarrollo de otras actividades de encuentro y de esparcimiento.

Esta reordenación se encuentra en el avance del plan especial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que establecía entre las directrices para la redacción del planeamiento de protección, que se potenciara el paseo de ribera de la margen de Triana permitiendo la accesibilidad, el disfrute, el mantenimiento y la conservación de las orillas, y que se incrementara la utilización de las márgenes con un nivel de uso bajo.

El pavimento de adoquín de granito dificulta el tránsito de peatones y bicicletas. El pavimento de adoquín de granito dificulta el tránsito de peatones y bicicletas.

El pavimento de adoquín de granito dificulta el tránsito de peatones y bicicletas. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios