Tres Barrios-Amate, una de las zonas más pobres del país

Los Pajaritos: el Ayuntamiento espera cofinanciación de la Junta para rehabilitar 144 pisos públicos

Los dos bloques nuevos públicos que se levantaron sobre otros tantos derribados en 2014 en Los Pajaritos. Los dos bloques nuevos públicos que se levantaron sobre otros tantos derribados en 2014 en Los Pajaritos.

Los dos bloques nuevos públicos que se levantaron sobre otros tantos derribados en 2014 en Los Pajaritos. / Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento de Sevilla espera lograr un 50% de financiación de la Junta de Andalucía para continuar con la reforma de otras 144 viviendas públicas de Los Pajaritos, situado en Tres Barrios-Amate, una de las zonas más pobres del país.

Esta vez no habrá derribo de bloques y construcción de otros nuevos sino que se hará a través de una primera fase de obras de rehabilitación de los edificios que debe iniciarse entre finales de este año y principios de 2022 y cuesta 6 millones de euros, según han explicado en rueda de prensa los delegados Antonio Muñoz (Hábitat Urbano), Juan Manuel Flores (Bienestar Social y Distrito Cerro-Amate), Carmen Fuentes (Patrimonio) y el gerente de Emvisesa Felipe Castro.  

El aspecto menos favorable de la rehabilitación es que no toca la diminuta superficie (40 m2) de las viviendas de esta zona y supedita la instalación de ascensores a que se logre más financiación

La fórmula de la rehabilitación de los bloques existentes es definitiva una vez descartada para siempre desde 2019 la opción de derribar más bloques para construir otros nuevos por los perjuicios que ha supuesto: largos años de espera, desarraigo de las familias que no vuelven al barrio tras años de realojo y un coste público que dobla el de la rehabilitación. Un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Real Fundación Patronato de la Vivienda, organismo que preside el arzobispo de Sevilla, acordó en julio de 2019 apostar a partir de entonces por la rehabilitación.

Según datos del Ayuntamiento, demoler las 428 viviendas públicas que quedan en Los Pajaritos para hacer otras nuevas costaría 70 millones de euros, mientras que rehabilitarlas cuesta algo menos de la mitad: 32 millones.

Juan Manuel Flores, Carmen Fuentes, Antonio Muñoz y Felipe Castro minutos antes de la rueda de prensa. Juan Manuel Flores, Carmen Fuentes, Antonio Muñoz y Felipe Castro minutos antes de la rueda de prensa.

Juan Manuel Flores, Carmen Fuentes, Antonio Muñoz y Felipe Castro minutos antes de la rueda de prensa. / Ayuntamiento de Sevilla

La rehabilitación de los edificios acorta la obligación de realojos provisionales, que durarán como máximo 2 meses, en el caso de los vecinos que habitan en los bloques con cubiertas de fibrocemento (amianto). En las familias que viven en edificios con cubierta plana el desalojo durará de 10 a 15 días.

La rehabilitación acorta los realojos provisionales a 2 meses como máximo para las familias de los bloques con cubiertas de fibrocemento (amianto) y a 10 a 15 días para el resto de inquilinos

El aspecto menos favorable de la rehabilitación es que no toca la diminuta superficie (40 m2) de las viviendas de esta zona y que supedita la instalación de ascensores a que se logre más financiación, a diferencia de lo que sucedía con la obra nueva. Sobre los escasos metros cuadrados de los pisos, el gerente Felipe Castro ha aclarado que una vez que los edificios estén rehabilitados se estudiarán las necesidades de los inquilinos para ver si hay personas mayores que requieran ser relocalizadas a otras plantas, si se pueden unir dos viviendas vacías en una sola para ampliarla, o incluso ofrecerles otra vivienda del parque municipal.

El proyecto de rehabilitación de estas 144 viviendas, que suman un 33% de las 428 que aún quedan por reformar, fue aprobado el viernes pasado por la Junta de Gobierno Local de la ciudad. Esta semana se aprobará la consignación presupuestaria municipal: 1,5 millones para 2021 y 1,5 millones para 2022.  Los bloques se reparten entre las calles Candelón y Calandria.

El objetivo es ejecutar la obra a través de la convocatoria autonómica de Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) que se cierra en unos días. El presupuesto de esta primera fase son 6 millones de euros (4,7 más impuestos) y la financiación se plantea al 50% entre el Ayuntamiento y la Junta. El proyecto se ha diseñado con el objetivo de obtener la máxima puntuación de acuerdo con los criterios fijados por la administración autonómica en su convocatoria.

Si la Junta de Andalucía aprueba el proyecto y concede la financiación prevista, se van a ejecutar las siguientes actuaciones en el periodo 2021-2023:

1. Reparación de cimentaciones y estructuras2. Sustitución de las cubiertas de fibrocemento (amianto)3. Reparación de las cubiertas planas4. Sustitución de instalaciones (redes de agua)5. Reparación de fachadas. 6. Reparación de la urbanización de las calles7. Mejora de los espacios libres y comunes.

En una segunda fase se abordarán las 284 viviendas públicas que quedan por rehabilitar para las que se requiere un presupuesto de 12 millones de euros. La idea del Ayuntamiento es captar fondos europeos (Next Generation) con los que abordar las obras en dos fases. Este mes se abre una convocatoria para presentar los proyectos.  

En una tercera fase, el Ayuntamiento proyecta complementar la rehabilitación del conjunto de las 428 viviendas municipales con tres actuaciones más con un presupuesto de 14 millones de euros:

8. Mejora de la accesibilidad (demoler las escaleras e instalar ascensores)9. Mejora de la eficiencia en fachadas (mejorar aislamientos acústico y térmico)10. Suficiencia energética

El delegado Flores explicó que para actuar en las viviendas privadas (1.100 viviendas) de Los Pajaritos se trabaja en colaboración con el Patronato de la Vivienda y se analizan posibles convocatorias para la captación de fondos europeos.

Lo que costaría demoler las 428 viviendas 

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, ha explicado que ya no habrá más demoliciones de bloques para construir otros nuevos en Los Pajaritos aparte de las 92 viviendas que se echaron abajo en 2014 para convertirse en 62 viviendas nuevas por la larga espera que tendría para las familias (el proceso se alargaría al menos 5 años en los que tendrían que estar fuera de su vivienda) y por el coste "inasumible"(165.000 euros por vivienda). 

Demoler las 428 viviendas públicas que quedan en Los Pajaritos para hacer otras nuevas costaría 70 millones de euros, mientras que rehabilitarlas cuesta algo menos de la mitad: 32 millones. 

A estos factores se añade el hecho de que cuando las familias salen del barrio durante tantos años pocas quieren volver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios