Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Sevilla

Patrimonio vuelve a rechazar la reurbanización propuesta para la calle Zaragoza de Sevilla

  • La Comisión sólo da el visto bueno a la sustitución de las redes

  • Solicita al Ayuntamiento un nuevo modificado mucho más detallado y advierte que las obras no puede empezar sin su autorización

La calle Zaragoza de Sevilla.

La calle Zaragoza de Sevilla. / José Ángel García

Un nuevo rechazo. La Comisión de Patrimonio ha vuelto a decir no a la solución que el Ayuntamiento ha propuesto para la reurbanización de la céntrica calle Zaragoza. Si en el primer análisis, el pasado mes de noviembre, este órgano dependiente de la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico en Sevilla, pedía más detalles y solicitaba la recuperación de los adoquines de Gerena ocultos bajo el asfalto, ahora vuelve a reclamar un segundo reformado del proyecto de intervención para detallar todos los aspectos que se consideran poco definidos. En concreto, se exige que se resuelva el trazado y despiece de las distintas embocaduras, quiebros, incrustaciones y demás singularidades que se localizan a lo largo de la vía, incluidos todos los detalles necesarios para la adecuada definición de las obras de pavimentación. Cultura sí da el visto bueno a los trabajos de sustitución de las redes, pero advierte que las obras no podrán empezar en ningún caso sin su autorización.

Las obras de reurbanización planteadas para la calle Zaragoza están siendo un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento. Los trabajos, consistentes en la renovación de las obsoletas redes de saneamiento y abastecimiento y en la reurbanización integral de la vía mediante una plataforma única para garantizar la accesibilidad universal, ya deberían haber empezado, pero siguen bajo la lupa de la Comisión Provincial de Patrimonio, ya que se trata de una calle singular que conecta con el mismo corazón de la ciudad, que está dentro de la zona de amortiguamiento de los monumentos declarados Patrimonio Mundial de la Unesco y que puede marcar el modelo a seguir en otras calles cercanas que actualmente cuentan con adoquines de Gerena.

En su primera negativa, la Comisión instaba al Ayuntamiento a la recuperación de los viejos adoquines ocultos bajo la capa de asfalto. Para ello, se presentó en junio un reformado del proyecto que recogía una banda doble de adoquín de Gerena recuperado en los bordes de la calle, separando la calzada de la zona peatonal, y doce franjas del mismo material con un ancho de cuatro metros atravesando la calle. El resto del pavimento se mantenía de granito gris de Quintana. El Consistorio apremiaba entonces a Cultura a emitir un dictamen rápido para que las obras, cuya inversión supera el millón de euros, pudieran estar terminadas antes de la próxima Semana Santa.

Un grupo de personas pasea por la céntrica calle Zaragoza. Un grupo de personas pasea por la céntrica calle Zaragoza.

Un grupo de personas pasea por la céntrica calle Zaragoza. / José Ángel García

La Comisión estudió la propuesta el pasado 28 de julio pero sólo ha dado el visto bueno a lo que se refiere al subsuelo, poniendo de nuevo en cuestión la terminación exterior, que sigue siendo poco detallada. En el nuevo reformado que se ha pedido, señala una serie de criterios a adoptar. Por ejemplo, se insta que las tramas generadas por las distintas pavimentaciones “deben ser lo más homogéneas y abstractas posible”, o bien, “seguir la directriz marcada en cada caso por el eje acordado de la calle y responder, en la medida de lo posible, a una modulación única”. En cuanto a los quiebros que puedan producirse dentro de una misma trama, generados por los giros de la calle, “han de resolverse buscando el acuerdo paulatino entre ambas partes”. Las soluciones que se proponen son las de abanicar, labrar o crear piezas especiales que, manteniéndose dentro de las dimensiones de la trama, resuelvan los encuentros.

Otra de las cuestiones en la que incide Patrimonio es cómo se resuelve el inicio y el final de la calle y su encuentro con otras vías. “En el caso de la calle Zaragoza, el proyecto extiende la trama del acerado hasta la calzada de la calle Puerta de Triana, de manera que irrumpe en la linealidad del eje Reyes Católicos-Puerta de Triana-San Pablo, el cual se entiende que debe tener prioridad en el tratamiento, por lo que el acerado afectado en este trozo debe reponerse con la solución ahora existente de loseta hidráulica, en tanto en cuanto no se plantee de nuevo una solución general del referido eje viario”.

El encuentro de Zaragoza con la Puerta de Triana. El encuentro de Zaragoza con la Puerta de Triana.

El encuentro de Zaragoza con la Puerta de Triana. / José Ángel García

Desde el Ayuntamiento han señalado a este periódico que están a la espera de recibir el dictamen para su estudio. En cualquier caso, inciden en que en ningún caso suponen la paralización de un proyecto que hay que seguir perfilando pero que sigue hacia adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios