Movilidad

Indignación entre los ciclistas por el recorte en el uso de la bici que planea Sevilla

  • El Plan de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla rebaja a un 3% el uso de la bici previsto en la ciudad

  • A Contramano exige explicaciones a Espadas porque el vigente Plan de la Bici preveía un 15%

Dos ciudadanos por el carril bici por los Jardines de Murillo. Dos ciudadanos  por el carril bici por los Jardines de Murillo.

Dos ciudadanos por el carril bici por los Jardines de Murillo. / Juan Carlos Muñoz

La asociación ciclista A Contramano ha reaccionado con “sorpresa e indignación” ante el recorte en la previsión del uso de la bici en la ciudad a un escuálido 3% en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que está en tramitación, lo que contradice los anuncios del alcalde Juan Espadas de trabajar para lograr un 15% de uso de la bici en la ciudad y el propio Programa de la Bicicleta vigente.

“Lo grave es que no se prevea ningún aumento en el uso de la bicicleta de aquí a 2030, contradiciendo las citadas declaraciones del alcalde y el vigente Programa de la Bicicleta aprobado"

“Lo verdaderamente grave es que no se prevea ningún aumento en el uso de la bicicleta de aquí a 2030, contradiciendo así no solo las citadas declaraciones del alcalde (y otras muchas de talante similar realizadas durante las últimos años) sino también el vigente Programa de la Bicicleta aprobado por el Ayuntamiento Pleno, que prevé incrementar al doble el uso de la bicicleta en Sevilla”, lamenta la entidad ciclista.

A Contramano denuncia que así consta en el “documento estratégico” (página 81) del plan de movilidad que establece por primera vez los escenarios de reparto de la movilidad para el año 2030, el horizonte del plan, en función de las alternativas previstas en el PMUS que se apliquen. “Para nuestra sorpresa e indignación no aparece ningún incremento en el número de desplazamientos en bicicleta en nuestra ciudad para 2030, contradiciendo así las recientes declaraciones del alcalde con motivo de la reunión en Sevilla de la Red de Ciudades por la Bicicleta, en la que preveía un aumento del uso de la bicicleta hasta un 15% del reparto modal en el medio plazo”, señala la entidad ciclista.

A Contramano exige una explicación sobre este abultado recorte del uso de la bici previsto por el Ayuntamiento. Y acusa al equipo de redacción del Plan de movilidad de obviar los estudios municipales anteriores que apuntaban a un uso de al menos el 5%.

“Es denunciable que el Plan de Movilidad no logra el objetivo de fomentar la bici”

La entidad reprocha a los redactores del PMUS su “olímpico desprecio hacia las personas y colectivos que, antes que ellos, han estudiado el uso de la bicicleta en Sevilla, incluyendo el equipo de redacción del vigente Programa de la Bicicleta, lo que se ha traducido en una sistemática minusvaloración del papel de la bicicleta en la movilidad de la ciudad, que han evaluado sistemáticamente por debajo de todas las estimaciones previas: alrededor del 3% (que aparece al principio de la gráfica como escenario “tendencial”) frente al 5% de todas las estimaciones anteriores, incluidas las realizadas por el propio Ayuntamiento”.

La asociación ciclista cree que este bajo porcentaje del 3% “podría ser la consecuencia del uso de metodologías obsoletas, como la utilización como principal fuente de información de encuestas telefónicas, cuando porcentajes cada vez mayores de la población (sobre todo los más jóvenes) ya no usan prácticamente el teléfono fijo como medio de comunicación”.

Desde A Contramano se insiste en que este cambio es una decisión política del Ayuntamiento que debe explicarse. “No estamos aquí ante una mera discrepancia en las estimaciones, sino ante una decisión política, por mucho que se la quiera enmascarar como el resultado de estimaciones técnicas, asépticas desde el punto de vista político, que contradice no solo decisiones políticas anteriores del propio Ayuntamiento, sino la realidad de muchas ciudades españolas y europeas de tamaño y características similares a Sevilla, que planean ambiciosas políticas de fomento del uso de la bicicleta o que las han llevado a cabo ya, con resultados de participación modal de la bicicleta muy superiores al escuálido 3% previsto en el citado documento”, señala la entidad.

La asociación ciclista remarca que el Ayuntamiento tiene que dar explicaciones sobre por qué en Sevilla es imposible ir más allá del 3% de uso de la bicicleta. Y concluye que “estamos ante una decisión política, tomada desde algún órgano de decisión político, lo que merecería una explicación más allá de una gráfica en un documento técnico”.

A Contramano añade que también es denunciable que las políticas y actuaciones contempladas en el PMUS “no bastan para conseguir los objetivos anunciados por el Alcalde y refrendados por el Pleno Municipal en relación al fomento de la bicicleta como modo de transporte en Sevilla, por lo que procedería una explicación urgente por parte de la Delegación de Movilidad acerca de qué otras actuaciones se van a programar, en el marco del PMUS, para lograr aquellos objetivos”.

La asociación lamenta la poca ambición del plan de movilidad de la capital andaluza. “No parece que con este plan de movilidad (PMUS) vayamos a avanzar mucho hacia la modernidad con ese raquítico 3% de desplazamientos en bicicleta programados a día de hoy”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios