Sevilla

La Policía alerta de una campaña masiva de ciberestafas mediante sextorsión

  • Se han dado más de mil intentos de chantaje en los últimos días

  • Los ciberdelincuentes mandan correos electrónicos extorsionando a los usuarios

La campaña de la Policía Nacional contra estas estafas. La campaña de la Policía Nacional contra estas estafas.

La campaña de la Policía Nacional contra estas estafas. / DGP

La Policía Nacional ha alertado este martes de una campaña masiva de intentos de ciberestafa mediante sextorsión. Los agentes especializados en luchar contra la ciberdelincuencia han detectado que, con motivo del confinamiento motivado por el estado de alarma, se ha producido un incremento significativo de casos de esta variedad de chantaje online.

En apenas cuatro días, más de 1.000 ciudadanos han recibido correos electrónicos en los que trataban de cometer la estafa. La Policía Nacional ha recordado en un comunicado que dispone de la cuenta de correo redesabiertas@policia.es, donde los ciberagentes reciben numerosas comunicaciones diarias sobre posibles casos que son analizadas de forma individualizada.

La sextorsión es un tipo de chantaje desarrollado en los últimos años a través de internet. Consiste en amenazar a los usuarios con la revelación de fotos, vídeos o información sobre su intimidad, obtenidas sin consentimiento previo, y les solicitan una cuantía económica a cambio de no realizar su difusión.

En la modalidad detectada ahora, los cibercriminales indican que tiene conocimiento que el usuario ha visitado páginas de contenido pornográfico y, bajo la amenaza de difundir ese hecho a sus contactos, instan a ingresar alrededor de 1.500 dólares en bitcoins en un monedero virtual. 

La Policía Nacional aconseja a la persona que reciba esta comunicación que no se alarme ni considere la amenaza como real, que no haga ningún pago, que no conteste al correo o los correos recibidos ni entable ningún tipo de conversación con los extorsionadores, que bloquee y marque como no deseado al remitente, que desconfíe de cualquier email que pueda parecer extraño y de origen desconocido, que no pique en los enlaces que puedan llevar el cuerpo del correo, que no se abran archivos adjuntos y que se renueven las contraseñas del correo electrónico y de los equipos y aplicaciones informáticas, que es bueno que se mantengan actualizados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios