Déficit de agentes

La Policía Nacional vuelve a estar bajo mínimos en Sevilla

  • Las noches de los fines de semana se están quedando sólo con tres patrulleros disponibles porque el resto se tiene que dedicar a la custodia de presos en hospitales y a los puntos fijos de seguridad

Cinco patrulleros aparcados en el Hospital Virgen Macarena. Cinco patrulleros aparcados en el Hospital Virgen Macarena.

Cinco patrulleros aparcados en el Hospital Virgen Macarena.

Comentarios 4

La plantilla de la Policía Nacional vuelve a estar bajo mínimos en Sevilla. Las carencias se notan sobre todo durante las noches y los fines de semana. La noche del sábado al domingo pasados, por ejemplo, había sólo tres coches patrullando por la ciudad. El resto de la dotación estaba destinada en los numerosos puntos fijos de seguridad que los agentes de este cuerpo se ven obligados a cubrir.

Entre esos puntos fijos están las custodias de presos y detenidos en los hospitales. La falta de un módulo hospitalario para personas privadas de libertad obliga a la Policía a realizar un despliegue de dos agentes por turno (seis por día) para garantizar la seguridad e impedir la fuga de presos en los hospitales. Es decir, si coinciden cinco reos en el Hospital Macarena durante un fin de semana, como ha ocurrido recientemente, es necesario que se desplacen al centro hospitalario hasta treinta policías cada día.

Esto supone una merma considerable de efectivos en una plantilla que padece un déficit acusado de agentes desde hace años. Los últimos datos oficiales del cuerpo reconocen que faltan 803 policías nacionales en las comisarías de Sevilla capital y la provincia. En la capital el déficit es de 402 agentes y los principales problemas de personal de la provincia los sufre la comisaría de Dos Hermanas.

Además de los hospitales, están los puntos fijos de seguridad estática en comisarías y edificios públicos como la Delegación del Gobierno en Andalucía y la Subdelegación en Sevilla, en el Puerto, en el cuartel del Cortijo de Cuarto o en la oficina del DNI de Tablada, donde es necesaria la presencia de al menos un patrullero.

Sólo cuarenta policías vendrán a Sevilla en el concurso general de méritos, que es el nombre que recibe el sistema de traslados de agentes de otros destinos que solicitan cambiar de ciudad. Esto supone un refuerzo que apenas sirve para cubrir las plazas de los que se marchan a otros destinos, es decir, un incremento de plantilla absolutamente insuficiente. Además, tampoco vendrá este verano ningún policía de los de nueva incorporación, mientras que los de prácticas serán sólo 40 de los más de 2.600 que se distribuyen por toda España.

Reorganización de los efectivos

La situación puede verse agravada en las próximas semanas, cuando el grueso de la plantilla comience a disfrutar de sus vacaciones. Para tratar de combatir esta merma de efectivos, la Comisaría Provincial de Sevilla ha diseñado un plan para reorganizar los efectivos, de manera que la mayoría de las patrullas de los distritos pasen a engrosar la Brigada de Seguridad Ciudadana.

De esta forma, la Policía contará con una unidad central de radiopatrullas más potente, pero será a costa de perder presencia en los distritos. Las seis comisarías de distrito (la Policía sigue manteniendo la antigua división territorial de la ciudad en seis zonas: Centro, Nervión-San Pablo, Triana-Los Remedios, Macarena, Sur y Sevilla Este) se quedarán con apenas ocho agentes por turno, que se tendrán que dedicar principalmente a tareas administrativas, como entrega de citaciones, o a la seguridad de los colegios. Es decir, en los distritos quedan casi tantos agentes rasos para patrullar como jefes. 

También se modifica el turno de trabajo, que a partir de ahora es de dos días de mañana, dos de tarde y dos de noche. Antes era dos noches, dos tardes y dos mañanas. Los policías suelen trabajar seis días seguidos y descansar luego cuatro. Se ha creado además otra secretaría para poder distribuir de manera eficiente los recursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios