Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Sevilla

Retirado el pato de la Pila del Pato para su restauración tras sufrir nuevos daños

  • La figura que remata la fuente de la Plaza de San Leandro ha sido víctima del vandalismo en numerosas ocasiones

La pila del pato de la Plaza de San Leandro sin el pato que corona la fuente.

La pila del pato de la Plaza de San Leandro sin el pato que corona la fuente. / M. G.

La Gerencia de Urbanismo ha retirado el pato que corona la fuente de la Plaza de San Leandro, conocida popularmente como la Pila del Pato, y el pedestal que lo sostiene para su restauración tras sufrir algunos daños, sin que haya transcendido ningún tipo de detalles sobre los mismos.

Según han confirmado fuentes cercanas al Ayuntamiento a este periódico, el surtidor cuya forma da nombre a la emblemática fuente y el pedestal en el que se sostiene fueron retirados la semana pasada por el equipo de conservación de la Gerencia para analizar los daños sufridos y devolverle su estado original y será repuesto en unos días. Los trabajos serán financiados con la partida reservada en el contrato de conservación para el arreglo de esculturas municipales, según las mismas fuentes.

No es la primera vez que la destrozan, vandalizan o roban la figura del pato. La Pila del Pato es desde hace años objeto de destrozos de los vándalos en la capital siendo el surtidor uno de los elementos más afectados, llegando a desaparecer por completo en numerosas ocasiones. En 2018, la Policía Local sorprendió a dos menores de edad que habían presuntamente sustraído dicha figura tras haber sido avisados por un vecino, que había visto a los dos adolescentes cargando con la figura del pato por la calle Imperial.

En 2010, el Gobierno municipal de PSOE e IU gastó 18.000 euros en una remodelación integral de la fuente que incluyó un tratamiento antigrafitis, ya que las pintadas también eran habituales, que también se ha usado en otras estatuas de la ciudad. Años después, el PP remodeló el entorno de la plaza al completo, reparando la solería y algunos alcorques. Sin embargo, la reforma del entorno tampoco ha frenado a los vándalos y los ataques se han seguido sucediendo periódicamente.

Ahora, la fuente lucirá sin el surtidor y la figura del pato durante algunas semanas en las que serán sometidos a trabajos de limpieza y restauración tras sufrir nuevos daños de los que se desconoce el grado de deterioro y afectación de los elementos escultóricos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios