Robos en Sevilla La Policía Local 'caza' a un tironero en la Alameda de Hércules tras una persecución

  • Los agentes lograron recuperar tres bolsos sutraídos por el sospechoso, de origen marroquí

Un patrullero de la Policía Local de Sevilla. Un patrullero de la Policía Local de Sevilla.

Un patrullero de la Policía Local de Sevilla. / Víctor Rodríguez

La Policía Local de Sevilla detuvo el pasado domingo a un individuo que había cometido tres robos por el procedimiento del tirón. El delincuente, de origen marroquí, actuaba siempre en la zona de la Alameda de Hércules. El domingo, el sospechoso robó el bolso a una mujer asestándole un tirón y se dio a la fuga a pie. Varios agentes de la Policía Local que se encontraban por la zona lo persiguieron y consiguieron darle alcance y reducirlo.

Los policías averiguaron después que el individuo había cometido otros dos robos más de la misma forma. Los tres robos con violencia se habían cometido en la Alameda de Hércules y sus inmediaciones. Los agentes municipales recuperaron tres bolsos y diversa documentación. El sospechoso, identificado mediante las iniciales J. Q., fue trasladado a la inspección de guardia conjunta.

Es el segundo tironero arrestado en Sevilla en la misma semana. Unos días antes, la Policía Local participó en el arresto de Víctor José D. L., de 36 años, que se dedicaba a robar teléfonos móviles mediante el mismo método. Siempre iba en bicicleta y arrebataba los teléfonos a las personas que iban chateando, hablando o mirando el aparato por la calle. Operaba por la zona de Nervión, casi siempre en las inmediaciones de la Gran Plaza. 

Cuando cometía los robos, se marchaba en bicicleta y se perdía por las calles próximas a la Gran Plaza. Aprovechaba el continuo trasiego de personas que pasan por esta zona, o esperan el autobús y lo hacen utilizando su teléfono móvil, para huir sin que las víctimas pudieran reaccionar a tiempo. 

Víctor José D. L. tiene antecedentes por distintos delitos, como robos con fuerza, si bien en esta ocasión se le han imputado varios robos con violencia e intimidación. Fue detenido por la Unidad de Motoristas de la Policía Local y los agentes de la Oficina de Gestión de Atestados (OGA). Después, fue puesto a disposición de la Policía Nacional, en concreto del Grupo de Policía Judicial de la comisaría del distrito Nervión, que le imputó el resto de delitos.

No es el único delincuente que se ha dedicado a estos robos, pese a que el tirón había caído en desuso en los últimos años. Esta técnica parece haber repuntado debido al uso de los teléfonos móviles por la calle, que siempre son un objeto goloso para los delincuentes. En la Macarena se han dado varios casos de dos tironeros que se mueven en un ciclomotor oscuro y que sustraen teléfonos móviles en las inmediaciones del hospital.

Otros dos motoristas arrastraron una mujer y le causaron heridas tras robarle el bolso dándole un tirón, en las inmediaciones del parque de Miraflores a principios de febrero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios