CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Sevilla

El jefe de Oftalmología del Macarena participa en la coordinación del programa de formación en cirugía ocular mediante simulación

Médica interna especialista  realizando una simulación de microcirugía oftalmológica

Médica interna especialista realizando una simulación de microcirugía oftalmológica / M.G.

La Consejería de Salud y Consumo, a través de IAVANTE de la Fundación Progreso y Salud, organiza durante 2024 un innovador programa de cirugía ocular dirigido a residentes de Oftalmología que desarrollan su formación en hospitales públicos andaluces. Dentro de la coordinación de este programa formativo que utiliza la realidad virtual y la simulación quirúrgica como vía docente para residentes de primer y segundo año, está el jefe de Servicio del Hospital Universitario Virgen Macarena, Enrique Rodríguez de la Rúa.

La actividad docente que ha itinerado por distintos hospitales andaluces se está desarrollando esta semana en los hospitales sevillanos. En concreto, al Hospital Universitario Virgen Macarena han llegado dos simuladores.

El aporte formativo de este programa ha generado una importante expectación en los últimos congresos de la sociedad española y andaluza de Oftalmología. “Es uno de los programas más ambiciosos de los realizados hasta ahora en España y posiblemente en Europa”, aduce el doctor Rodríguez de la Rúa. La acción formativa combina escenarios de simulación para el entrenamiento de técnicas microquirúrgicas de patologías recurrentes como cataratas, así como prácticas habituales en cirugía como suturas.

En total, en 2024 se tiene previsto formar a 57 MIR dentro de este programa formativo, cifra que posiciona a Andalucía a la vanguardia de la formación con simulación quirúrgica experimental dirigida a los especialistas internos residentes favoreciendo así la seguridad del paciente con este tipo de patologías.

“A través de prácticas realistas, los participantes se familiarizarán con el manejo del instrumental necesario y podrán ensayar la intervención una y otra vez hasta perfeccionar sus competencias, reduciendo significativamente la curva de aprendizaje, que de manera tradicional se alargaría debido a que el MIR aprende por observación e imitación a su adjunto en un paciente real”, argumentan los especialistas en oftalmología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios