Paro registrado y afiliación de abril Sevilla reduce el paro en algo más de 1.000 personas y crea 4.500 empleos en abril

Camareros en un bar

Camareros en un bar / Juan Carlos Vázquez

La provincia de Sevilla sigue en la senda de recuperación del mercado laboral iniciada en marzo -tras tres meses de frenazo, diciembre, enero y febrero- pero a un ritmo mucho menor del que sería deseable.

Así, el desempleo baja en 1.038 personas en abril, hasta situarse la cifra total en 227.951 personas, según las cifras de paro registrado publicadas este miércoles por el Ministerio de Trabajo. Es una caída, sí, y eso es valorable, pero entre cuatro y seis veces menor que lo que suele ser habitual en un mes de abril, si exceptuamos el fatídico 2020.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social que publica el Ministerio de Inclusión, Sevilla suma 4.554 nuevos cotizantes medios en abril, hasta 741.988. En este caso sí estamos ante un mejor dato que el del paro, ya que ese nivel de creación de empleo se acerca al menos al de un año normal. En cualquier caso, y descontando el fatídico abril de 2020, es el peor abril desde 2014.

La evolución anual: sombras y luces

La evolución anual -es decir, la fotografía entre abril de 2020 y abril de 2021- es muy significativa, porque refleja cómo ha evolucionado la provincia desde el hundimiento del mercado laboral en marzo y abril de 2020. Y nos deja ritmos muy diferentes según hablemos de paro o afiliación (equivalente a creación de empleo).

Así, la provincia baja el paro en 2.506 personas en relación a abril de 2020 (solo entre los hombres, no entre las mujeres), una cifra que puede parecer buena pero no lo es porque indica una escasa recuperación. De hecho, respecto a un año antes, abril de 2019, en Sevilla tenemos casi 40.000 parados más.

Sin embargo, sí hay casi 43.000 afiliados más que en abril del año pasado, lo que significa que se recupera buena parte del terreno perdido en esos fatídicos meses de marzo y abril de 2020. Sevilla es, tras Madrid y Barcelona, la provincia donde más empleo se genera en 12 meses. Eso sí, aún hay 3.400 afiliados menos que en febrero del año pasado (último mes prepandemia) y 5.570 menos que en noviembre de 2020, momento coyuntural en el que Sevilla logró recuperar el empleo perdido.

Esta diferente evolución de paro y afiliación se debe a que mucha gente se registra como parado sin proceder de un empleo previo. A ello ha contribuido la obligación de estar inscritos en los servicios de empleo para recibir prestaciones como el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y posiblemente incorporación de muchos a la búsqueda de empleo ante la mayor precariedad económica de sus hogares. Eso queda ratificado por la estadística en el hecho de que todos los sectores reducen el paro en un año salvo el colectivo sin empleo anterior, donde aumenta en más de 7.000 personas, un 34% más.

Bajan los afectados por ERTE, suben los autónomos en cese

La recuperación del mercado laboral, por otro lado, sería mucho menor si no fuera por los ERTE y la prestación por cese de actividad para los autónomos. Aún hay en Sevilla 19.819 personas en situación de suspensión de empleo temporal, 2.506 menos que en marzo. Esta vez la estadística deslinda entre los que están en paro total, 12.372, y los que tienen una suspensión parcial, 7.447, los cuales combinan la prestación con una reducción de horas en su trabajo.

Los autónomos en cese sí que no bajan. Son 18.704, 420 más que en marzo, y su aumento indica la dificultad de este colectivo para sostenerse pese a una cierta mejoría económica.

Si sumamos afectados por ERTE total y autónomos en cese, en Sevilla hay 259.028 activos que no trabajan de forma efectiva, 32.000 personas más de lo que indica la estadística de parados. Y los afiliados que efectivamente están trabajando se reducen a 710.912, más de 30.000 menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios