Sevilla

El nuevo vuelo a Zúrich confirma el interés de las aerolíneas por la capital

  • Otra novedad es el regreso de Air France con un vuelo a París que será diario

  • Ryanair ha reactivado para julio 46 rutas

Un avión de Vueling en el Aeropuerto San Pablo de Sevilla. Un avión de  Vueling  en el Aeropuerto  San Pablo de  Sevilla.

Un avión de Vueling en el Aeropuerto San Pablo de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Todo apunta a que el mercado nacional, que sostiene más del 45% del tráfico aéreo en el aeropuerto de Sevilla, será el primero en recuperarse. Pero las noticias de la reactivación de rutas internacionales se suceden desde hace unos días. La última novedad es la de Edelweiss Air, que volverá a conectar Sevilla con Zúrich a partir del mes de septiembre con dos vuelos semanales. Y, aunque ya se había anunciado el regreso de la ruta de Air France París-Sevilla en julio, ahora se sabe que ha programado vuelos diarios.

Estos dos ejemplos demuestran el interés que mantienen las aerolíneas en el destino Sevilla y son un indicador cargado de esperanza para el sector que depende en una altísima medida de la conectividad aérea. Antes de que estallara la pandemia, la ciudad estaba conectada con 80 destinos (22 nacionales, 54 europeos y 4 intercontinentales) y 114 rutas (40 domésticas, 70 europeas y 4 con Marruecos) operadas por una veintena de compañías aéreas. De éstas, el 75% corresponden a las aerolíneas Vueling y Ryanair, claves en el desarrollo del Aeropuerto de Sevilla. Ambas han anunciado hace ya semanas sus planes para volver a operar este verano. Y, aunque las expectativas son mejores de lo previsto, es posible que una de cada cinco rutas se pierda. Todo dependerá del estado financiero de las aerolíneas y las medidas de rescate de cada país.

Ryanair ha concretado ya que operará 46 rutas y promociona el destino en sus redes sociales

De cualquier manera, el Aeropuerto de Sevilla ha afrontado desde primera hora esta crisis con ciertas ventajas. San Pablo batió en 2019 su tercer récord histórico consecutivo en cifra de pasajero, unos registros históricos que superan con creces a los anhelados de la Expo del 92. Parte, además, de una posición muy competitiva, no ha suspendido del todo su actividad y es uno de los de referencia en España para recibir vuelos internacionales en estos momentos; y lucirá remodelado y ampliado cuando la situación despegue, pues las obras de mejora acaban de retomarse. A ello se suma lo anterior, que cuenta con dos buenos aliados: Vueling y Ryanair. La primera compañía facilitará en la primera fase la recuperación del mercado nacional, pues Sevilla es la segunda base tras Barcelona para esta aerolínea en España. Y, para recuperar el mercado internacional, algo que se está acelerando, la mejor ayuda viene de la mano de Ryanair, con un hangar de reparaciones en San Pablo .

Vueling no ha dejado de operar con algunas rutas nacionales, que siguen reactivándose y Ryanair prevé poner en marcha en julio un total de 46 rutas, la mayoría internacionales, con Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Marruecos, Países Bajos, Polonia, Portugal y Reino Unido, además de con diez ciudades españolas. En concreto, esta aerolínea lleva unos días haciendo campañas de promoción del destino Sevilla en redes sociales. “Sevilla es un destino muy rentable”, asegura Antonio Muñoz.

EasyJet, Transavia, British Airways, Lufthansa, Volotea o SAS, que puso en marcha el vuelo Sevilla-Estocolmo este año, lo mantendrán también. En 2019 Sevilla negociaba su conexión aérea con doce nuevos destinos, un plan que ahora tendrá que adaptar, sin renunciar a sus pretensiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios