tráfico aéreo en Sevilla

San Pablo: un aeropuerto de récord

  • El número de pasajeros ha crecido en el aeródromo sevillano más de un 70% en los últimos cinco años

  • Desde 2016 se ha pasado de los 4,6 millones de usuarios a los 6,3 millones con los que cerró 2018

Pasajeros en la zona de accesos al aeropuerto de Sevilla. Pasajeros en la zona de accesos al aeropuerto de Sevilla.

Pasajeros en la zona de accesos al aeropuerto de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 10

El pasado 12 de diciembre el aeropuerto de Sevilla hacía historia y recibía a su pasajero seis millones. Sólo diecinueve días después, San Pablo sumó 380.465 viajeros más. Este rápido crecimiento es sólo una pequeña muestra de la evolución del aeródromo sevillano, sobre todo, en los dos últimos años. De hecho, 2018 ha cerrado como el mejor año de su historia con una media de 17.500 viajeros diarios. Sólo en el mes de enero de 2019 la cifra de usuarios volvió a crecer en 522.375 personas (un 22,9%), apuntándose así un nuevo récord para este mes.

Desde el año 2016, el aeródromo sevillano ha ido batiendo un récord tras otro y en sólo dos años se ha pasado de los 4,6 millones de pasajeros a los 6,3 millones del año pasado, que suponen un crecimiento del 24,9%. Una cifra que no tiene comparación con otros aeródromos. De hecho, ningún gran aeropuerto español creció tanto como el de Sevilla en 2018 y además, el de San Pablo goza de estar entre los dos aeropuertos que más crecieron en Europa, junto al Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Unos datos que vienen a justificar con creces el proyecto de ampliación de la terminal anunciada hace unos días por Aena, tras la cual tendrá capacidad de acogida de diez millones de pasajeros al año a partir de 2021. 

Hay que remontarse al año 2007 para vislumbrar el primer récord de pasajeros que se registró en el aeropuerto de Sevilla. En aquel año, San Pablo sumó 4,5 millones de usuarios, 1,8 menos de los tiene en la actualidad, pero la mejor cifra alcanzada hasta el momento. No obstante, las buenas noticias duraron poco y la crisis económica que empezó a tener sus efectos en 2008 también hizo mella en el transporte aéreo. Hubo entonces que esperar hasta 2011 para que el aeropuerto volviera a disparar sus cifras y se llegara de nuevo a números de récord. Este año, el aeropuerto logró su segunda mejor marca histórica de usuarios. Este crecimiento que llevó a registrar por primera vez en Sevilla la llegada de 4,9 millones de pasajeros pudo venir marcado en buena medida por la apertura en noviembre de 2010 de la base operativa de Ryanair.

Analizando la estadística de los últimos cinco años en los que la cifra de pasajeros ha crecido en 2,7 millones, aumentando esta cifra en más de un 70%, se puede considerar el 2014 como el punto de inflexión en esta rápida evolución. Periodo en el que se apuntó un ascenso del 5,3% en el número de usuarios. Un año antes, San Pablo registró un 14,1% menos de pasajeros respecto al año 2012. Una cifra que encendió todas las alarmas e hizo necesaria una reacción por parte de Aena que concluyó en una serie de medidas que quedaron plasmadas en el Plan de Marketing del Aeropuerto de Sevilla en el que participaron instituciones locales encargadas de la promoción turística y de negocio de la ciudad a través del grupo de trabajo Sevilla Conectando con el Mundo.

Entre las medidas que han permitido reflotar el aeródromo sevillano se encuentran tareas de promoción a través de la asistencia a ferias sectoriales de primer nivel; ofertas de tarifas aeroportuarias competitivas y bonificaciones para la captación de nuevas conexiones; labores de marketing orientadas al apoyo del lanzamiento de nuevas rutas como actos inaugurales y anuncios en redes sociales; y, sobre todo, las medidas adoptadas para la captación de más conexiones internacionales y la ruptura de la dependencia del mercado doméstico. Los frutos de estas medidas han llevado a que a día de hoy las conexiones foráneas representen más del 50% del total de usuarios y que el tráfico internacional se haya situado en cotas históricas con una proporción de pasajeros que sobrepasa en 11,4 puntos a la de 2013.

Dos récords históricos consecutivos

Con el cambio de modelo de crecimiento ya encaminado, el aeropuerto de Sevilla cerró en 2017 el mejorejercicio de su historia, al superar por primera vez los cinco millones de pasajeros. Sólo en ese año, las compañías aéreas estrenaron más de 20 rutas nuevas, permitiendo la apertura de mercados conlos que hasta entonces no había conexiones, como es el caso de Polonia.

Esta positiva tendencia se mantuvo durante 2018, cuando San Pablo marcó su segundo récord anual consecutivo de pasajeros, al superar los 6 millones de usuarios. Con una subida de casi el 25% en la cifra de pasajeros, el año pasado fue el aeropuerto que más creció de Europa, entre los aeródromos de su mismo tamaño.

La programación de invierno con más vuelos

La respuesta a estos cinco años de trabajo se refleja en la confianza que las aerolíneas depositan en la terminal aeroportuaria de Sevilla. Prueba de ello se puede ver en la programación de vuelos de la temporada de invierno para este año, que arrancó el último fin de semana de octubre y permanecerá vigente hasta final de marzo. La de este año se trata de la programación con más destinos de la historia del aeropuerto: en los cinco meses que dura, las compañías aéreas mantendrán conexiones con 67 destinos en Sevilla. De los 67 destinos, que se traducen en 74 aeropuertos con los que habrá vuelos, 19 son nacionales y más del doble -48- internacionales. Además de sumar 16 nuevos destinos respecto a la temporada anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios