Toros En directo, Manuel Escribano, Borja Jiménez y Roca Rey en la Maestranza

DIRECTO Horario y dónde ver el 'Alumbrao'

Urbanismo

La amenaza de los mamotretos sigue latente en la Palmera

Suelos que podrían aumentar la edificabilidad. Fuente: Agenda Palmera 20-29.

Suelos que podrían aumentar la edificabilidad. Fuente: Agenda Palmera 20-29. / Dpto. de Infografía

Un paseo que sigue amenazado por la especulación. El riesgo de que se construyan más mamotretos en la Palmera sigue ahí. Así se desprende del estudio que la asociación Palmera Agenda 2029 ha realizado de cada una de las parcelas del bello paseo surgido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 y que se caracterizaba por su tipología de ciudad-jardín. Según este análisis casi el 70% de las fincas son susceptibles de aumentar de manera la edificabilidad actual. Se trata de espacios que tienen un uso dotacional, bien público o privado, o terciario.

El Ayuntamiento ha aprobado recientemente en Pleno una modificación parcial del controvertido articulado que hasta ahora permitía aumentar la edificabilidad a los nuevos equipamientos privados y servicios públicos en parcelas residenciales que, conforme al ordenamiento del PGOU del año 2006, tenían baja densidad edificatoria, como era el caso de la Avenida de la Palmera. Para las asociaciones conservacionistas como Adepa o para el colectivo Palmera Agenda 2029, que engloba a destacados expertos en Urbanismo, alguno de ellos con responsabilidad pasada en la Gerencia de Urbanismo, este cambio no frenará la modificación del paisaje que afecta a la Palmera debido a la gran especulación urbanística.

Made with Flourish

“Se ha suspendido sólo la posibilidad de aumentar la edificabilidad en apenas el 30% de las parcelas. No han cambiado el 6.6.3 en las calificadas como dotacional, tanto público como privado, ni se han tomado medidas para impedir el aumento de la edificabilidd en las cuatro parcelas terciarias que existen. Una de ellas es la del llamado Hotel Ybarra, que ya se está viendo cómo va a afectar”, señala Luis Fernando Gómez-Stern, arquitecto de comprobado prestigio y miembro de Palmera Agenda 2029.

El estudio pormenorizado que ha realizado esta asociación sobre la Palmera concluye que las parcelas no residenciales suponen algo más del 68% del total y cuentan con una superficie de 213.000 metros cuadrados. Las fincas calificadas como de uso dotacional privado suman una superficie construida actual de 114.000 m2. Según los cálculos realizados se podría aumentar en 70.500 m2. Por su parte, las parcelas de uso dotacional público disponen de 41.800 m2. La edificabilidad adicional latente sería en este caso de 54.230 m2. Por último, la superficie de los cuatro solares de uso terciario es de 27.870 m2. La edificabilidad suplementaria de las mismas asciende a 17.460 m2. En total, la Palmera cuenta con una superficie adicional latente de 142.190 m2.

Palmera Agenda 2029 advierte que para el cálculo de las edificabilidades latentes sobre rasante se ha hecho una estimación ponderada parcela a parcela teniendo en cuenta la legalidad urbanística según la interpreta actualmente la Gerencia de Urbanismo (sin forzarla especulativamente) ajustándose a las condiciones de la edificación existente en cada caso, así como los jardines importantes a proteger.

Una de las parcelas sobre la que ponen el foco es la del Pabellón de Santo Domingo de la Exposición de 1929. El espacio se encuentra dividido en dos. El que ocupa el pabellón, que es de reducidas dimensiones; y otra parte que se utiliza como aparcamiento y que dispone de bastantes metros. “El pabellón está protegido pero la parcela no. Se podría hacer otra gran construcción ahí”.

Dos construcciones que serán llevadas a los tribunales

Actualmente son dos los grandes edificios que hay en marcha en la Palmera. La que está más avanzada es la residencia de estudiantes del número 38, que es tremendamente agresiva con el entorno y que, según Adepa, incumple hasta una veintena de artículos del PGOU. La licencia de obras se concedió, casualmente, el mismo día que la Gerencia aprobó la suspensión del controvertido artículo 6.6.3. Contra la misma se han presentado diversos recursos por vía administrativa que han sido rechazados por la propia Gerencia de Urbanismo.

La acción se trasladará ahora a los tribunales. Adepa va a pedir, por un lado, la nulidad de la licencia y, mientras que esto se resuelva, que se paralice cautelarmente la obra. Desde Palmera Agenda 2029 se han apresurado a señalar que este mamotreto se puede convertir en un nuevo caso Algarrobico en una de las vías principales de la capital de Andalucía. Por ello, proponen negociar un acuerdo entre Urbanismo y los promotores para que acepten modificar el proyecto autorizado disminuyendo su edificabilidad actual y tratando de compensarla en parcelas edificables de la Avenida de la Raza, pertenecientes al Puerto de Sevilla que están incluidas en la modificación 55 del PGOU que se tramita.

Las obras de la nueva residencia en el número 38 de la Palmera. Las obras de la nueva residencia en el número 38 de la Palmera.

Las obras de la nueva residencia en el número 38 de la Palmera. / Juan Carlos Muñoz

También se ha presentado una denuncia por posibles infracciones urbanísticas ante la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y está pendiente de resolverse un recurso de alzada. Las asociaciones también han llevado el caso ante el Defensor del Pueblo Andaluz.

En cuanto a las obras en el solar de la esquina de la Palmera con Bueno Monreal, la construcción afecta directamente a la Casa Rosa. Se ha presentado una denuncia ante la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía por posibles infracciones de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Adepa también advierte que este caso es distinto puesto que esa acera sí forma parte del Conjunto Histórico protegido. Los recursos presentados contra la licencia en la Gerencia de Urbanismo han sido rechazados, por lo que el caso también va a ser llevado en breve a los tribunales.

En este caso, Palmera Agenda 2029 solicita un cambio del proyecto que permita la visualización de la Casa Rosa desde la Palmera, al menos tal como sucedía con la solución del edificio Columbus que respetaba la visión de esa esquina. Además piden que se impulse la declaración BIC de esta construcción.

Las obras en el solar del nuevo hotel con la Casa Rosa a la izquierda. Las obras en el solar del nuevo hotel con la Casa Rosa a la izquierda.

Las obras en el solar del nuevo hotel con la Casa Rosa a la izquierda. / Juan Carlos Muñoz

“Este es el momento de actuar tratando de realizar un pacto entre todas las partes que pueda recuperar lo que significa la Avenida de la Palmera con la Exposición de 1929, en la historia urbanística de Sevilla, y aún más pensando en la proximidad de su centenario en el año 2029”, señala Pepe Ferrari, arquitecto experto en urbanismo.

En cuanto a las nuevas construcciones que han surgido en la Palmera para romper su clásica imagen, advierten que una de las infracciones más graves que está cometiendo, en las que apenas se ha puesto el foco, es la de instalación de toda clase de elementos sobre las cubiertas. “No se admite ningún elemento adicional de maquinaria ni de otro tipo y vemos como todas tienen importantes bultos. Una de las más abusivas en este caso es la de la calle Tramontana”, indica el arquitecto Javier Queraltó, que fue delegado de Urbanismo con el PSOE en el Ayuntamiento.

Un nuevo plan urbanístico

Para solucionar de manera definitiva la reordenación de la Palmera reclaman la elaboración de un nuevo plan urbanístico. Para ello habría que ampliar el área de estudio de la modificación 55 del PGOU que promueve el Puerto. La nueva zona a tratar quedaría delimitada de oeste a este desde la Avenida de la Raza a Manuel Siurot; y de norte a sur, de la glorieta de México a la de Plus Ultra.

El diseño de este nuevo plan respondería a una serie de objetivos:

Ampliar la actual delimitación al área de estudio e influencia de la Palmera. “Las modificaciones puntuales del PGOU que se han venido realizando en los últimos años carecen de análisis y medidas sobre las interrelaciones con zonas próximas que repercuten en los usos, nivel de equipamiento, movilidad, el paisaje, demandas sociales, etcétera”.

Rediseñar un nuevo plan urbanístico de la Palmera y su zona de influencia: “El actual Plan Especial de la Palmera ha resultado inservible ya que no ha podido evitar algunos de los daños producidos en la construcción de ciertos edificios en su actual delimitación”.

Incorporar una nueva redacción del artículo 6.6.3 que elimine el plus la edificabilidad latente en las parcelas de equipamiento: “Se recordaba en la alegación de la modificación 52 actualmente ya aprobada dicha corrección.

La residencia de la calle Tramontana con los 'bultos' en la cubierta. La residencia de la calle Tramontana con los 'bultos' en la cubierta.

La residencia de la calle Tramontana con los 'bultos' en la cubierta. / M. G.

Mantenimiento y potenciación-protección del objetivo del PGOU sobre paisaje urbano: “Totalmente olvidado en los últimos años en la gestión municipal, teniendo notables ejemplos negativos en la Palmera, el último en el número 38, parcela en la que sin contar siquiera con licencia de corte se han talado 45 árboles de buen porte.

Mantenimiento del patrimonio edificado existente habilitando el cambio de uso más adecuado en cada parcela: “Para ello hay que realizar un estudio pormenorizado parcela a parcela de todo el área de la nueva delimitación indicada y un estudio de movilidad que recoja su estructura externa e interna”.

Todo ello para evitar que surjan más mamotretos en la Palmera y que el paseo puedan mantener el ambiente y la imagen con la que fue concebido hace cien años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios