Planes Todas las actividades que podrás hacer en la Noche en Blanco y sus precios

Sevilla

La calima vuelve a traer la lluvia de barro a Sevilla

Los cielos han vuelto a teñirse de ocre en Sevilla. Una semana después de vivir un episodio histórico de calima, este fenómeno meteorológico está presente otra vez en la provincia, que en la mañana de este jueves lluvioso se han visto afectada por el polvo en suspensión procedente del Sahara. Su duración será más corta, por lo que tiende a desaparecer de cara al fin de semana, cuando las precipitaciones darán una tregua. 

La lluvia de barro ha regresado. Ya lo advirtió la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) hace escasos días. Andalucía vive otro episodio de calima, como lo hizo la semana pasada con la borrasca Celia. Aunque las zonas más afectadas son las provincias del este andaluz, el polvo sahariano también ha llegado a Sevilla, como demuestran las fotos que acompañan a esta información. 

El delegado de la Aemet para Andalucía, Luis Fernando López Cotín, ha señalado a este periódico que para que se origine dicho fenómeno deben coincidir varios condicionantes. Por un lado, los fuertes flujos de viento de componente sur y una borrasca situada en el Golfo de Cádiz, que afecta a la región desde el pasado domingo. Estas circunstancias facilitan el empuje del polvo en suspensión hacia el norte. 

No obstante, López Cotín incide en que este episodio de calima no será tan intenso ni duradero como el de la semana pasada, que el meteorólogo calificó de "histórico" por su permanencia y extensión, pues llegó hasta países de centro Europa. En este sentido, se prevé que la calima empiece a remitir este viernes y desaparezca el sábado. 

Otra semana lluviosa

Las lluvias remitirán el fin de semana. Una tregua que será breve, pues las precipitaciones regresarán el lunes. Un arranque de semana que también se vaticina muy inestable. Se cumplen, por ahora, las predicciones para la primavera de 2022, que se desarrollará -según los expertos- dentro del modelo más normal de esta estación, en la que son frecuentes precipitaciones aisladas y no demasiado intensas. De hecho, el propio López Cotín desconfía de que el agua que vaya a caer los próximos meses acabe con la situación de sequía que sufren los embalses. 

El sistema de abastecimiento de Sevilla se encuentra este jueves al 51,3% de su capacidad, lo que supone un punto más que hace diez días. Los seis embalses que lo integran cuentan ahora con 329,26 hectómetros cúbicos de agua, cuando el pasado 15 de marzo dicha cifra era de 322,6. Por tanto, la reserva se ha ampliado en 6,66 hectómetros cúbicos, lo que equivale a 12 días más de consumo

Tags