Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

Sevilla

La calle Sierpes sigue perdiendo identidad

La fachada del nuevo comercio en la calle Sierpes.

La fachada del nuevo comercio en la calle Sierpes. / M. G.

Una nueva pérdida de identidad. La calle Sierpes sigue perdiendo su idiosincrasia. No sólo las nuevas franquicias copan la incónica vía en sustitución de los antiguos comercios, es que las nuevas marcas alteran las fachadas, creando un paisaje completamente anodino y sin gracia.

El último caso ha sido denunciado por el escultor y pintor Ricardo Suárez en sus redes sociales. Se trata del local situado en el número 68, que ocupaba la histórica Casa Ruiz. Los mármoles policromos y los remates de bronce de la antigua Casa Ruiz han dado paso a un revestimiento blanco y anodino que Suárez tilda de "otra agresión al patrimonio de la ciudad".

La Joyería Ruiz, uno de los negocios más antiguos que había en esta gran arteria comercial de Sevilla, echó el cierre en el año 2015, tras 65 años de apertura al público. Ahora, la publicidad instalada anuncia la apertura de una tienda de moda femenina, Koker, que en su página web se publicita como el lugar en el que se visten las famosas.

Según se recoge en la publicación La tienda tradicional sevillana. Cultura material y funcionalidad del espacio (Consejería de OPT. Junta de Andalucía, 1992), de Concha Rioja López, "La tienda se hizo de acuerdo con un proyecto del arquitecto Ricardo Espiau. Talleres Angelinas realizó el trabajo de los metales y Santiago Gascó los mármoles. En el interior, sobre el techo, están pintados unos frescos obra de un artista sevillano. Las lámparas, en uso, del establecimiento son notables por su buena factura". Poco o nada queda ya de eso.

La antigua fachada del comercio. La antigua fachada del comercio.

La antigua fachada del comercio. / Antonio Pizarro

En los últimos años han sido frecuentes los cambios acusados en antiguos comercios y cómo las nuevas marcas se saltan las disposiciones y normas de la Gerencia de Urbanismo, que incluso tuvo que sacar unas disposiciones específicas para homogenizar los comercios y la hostelería de los principales ejes de la ciudad.

Uno de los últimos casos en los que el Ayuntamiento tuvo que actuar fue en un comercio situado en la esquina de la calle Sierpes con Rioja, como denunció este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios