Urbanismo

La calle Mateos Gago de Sevilla se cortará al tráfico el lunes para unas obras que debieron comenzar en 2018

  • El Ayuntamiento prevé que la remodelación concluya en marzo de 2021

  • Se habilitarán itinerarios de acceso para los residentes

Turistas paseando por la calle Mateos Gago en una imagen de archivo. Turistas paseando por la calle Mateos Gago en una imagen de archivo.

Turistas paseando por la calle Mateos Gago en una imagen de archivo. / Belén Vargas

La calle Mateos Gago estará en obras desde el lunes. El próximo 4 de mayo la céntrica vía de la capital andaluza quedará totalmente cortada al tráfico para los trabajos que supondrán una nueva configuración de esta arteria, un proyecto que acumula dos años de retraso y que ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza para el gobierno de Espadas. 

Una de las calles más concurridas de turistas y que ofrece una de las mejores vistas de la ciudad -con la Giralda y la Catedral al fondo- estará levantada desde el lunes hasta marzo de 2021. Se trata del plazo de ejecución de unos trabajos que se convirtieron en emblema del primer mandato de Espadas y que, tras diversas vicisitudes, no empezarán a hacerse realidad hasta ahora. 

La obra se inicia en un estado de alarma por la pandemia de coronavirus, que ha vaciado por completo la capital andaluza de visitantes extranjeros, que tardarán bastante en sentarse de nuevo en los veladores de los innumerables negocios hosteleros de esta vía. El lunes empezarán las labores previas, con la instalación de casetas, la retirada de mobiliarios, las catas, el vallado y la señalización. En esta jornada se cortará el tráfico por completo

Las obras comenzarán por los dos extremos

Los trabajos comenzarán en los dos extremos de la vía, en la confluencia con la Plaza de la Virgen de los Reyes y en la de la calle Fabiola con Guzmán el Bueno, e irán avanzando hacia el centro. Los tres tramos de actuación serán: desde la Plaza Virgen de los Reyes hasta Rodrigo Caro, desde allí al Mesón del Moro y, por último, hasta Fabiola. La intención es abrir la vía por fases conformen vayan concluyendo las obras

Para que durante el desarrollo de los trabajos los residentes de Mateos Gago y sus alrededores pueda acceder a sus viviendas, se habilitarán dos itinerarios distintos en función de la zona de la calle en la que vivan. Los que tengan sus domicilios en Guzmán el Bueno, Segovia, Don Remondo, Argote de Molina o Placentines podrán llegar hasta ellos a través de Águilas, Plaza de la Alfalfa, Jesús de las Tres Caídas, Luchana, Manuel Rojas Marcos, Estrella, Bamberg y Abades. Conviene tener en cuenta que Guzmán el Bueno se convertirá estos meses en fondo de saco, por lo que no tendrá salida. Sólo se permitirá el acceso para quienes posean garaje en esta calle. Para los que tengan que salir de las vías mencionadas, deberán hacerlo por Alemanes y García de Vinuesa. Además, la calle Federico Rubio cambiará el sentido de circulación para facilitar el ángulo de giro a quienes deseen llegar a Fabiola.

Quienes residan en Rodrigo Caro, Pasaje Vila y Pasaje Andreu accederán desde San Gregorio, Plaza de la Contratación, Miguel de Mañara, Joaquín Romero Murube y Plaza de la Alianza. La salida se realizará a través de la calle Santo Tomás, en dirección hacia la calle Santander.

Se mantiene el diseño de 2017

El proyecto de reurbanización mantiene las líneas generales del que se presentó en octubre de 2017: habrá una plataforma única (sin diferencia de altura entre calzada y aceras), la calzada se estrechará y tendrá un ancho de 3,10 metros (por ella sólo discurrirán vehículos de residentes y servicios públicos), a cada lado dos sendas de 1,4 metros de anchura para peatones y personas con movilidad reducida, a continuación -a cada lado- otra franja con idéntica extensión donde se colocarán los árboles y los veladores, la última franja (hasta la fachada de los edificios) será también de estricto uso peatonal y su anchura, variable. 

La empresa que ha resultado adjudicataria de los trabajos -con un presupuesto de 1.113.160 euros- es Sando. Entre los requisitos que debe cumplir se encuentran la dedicación "al 100%" de un responsable de coordinación de las obras; la dedicación al 20% de un técnico especialista en Arboricultura; y la mejora del suministro de los pavimentos de granito

La última demora en el comienzo de este proyecto fue la rescisión del contrato de obras con la anterior adjudicataria, Grulop 21, al no alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento sobre la fecha del inicio de los trabajos, previstos para después de la Semana Santa del año pasado, lo cual ya suponía un retraso sobre los plazos originales, que situaron el comienzo en abril de 2018. 

El consenso con vecinos y comerciantes

Este rescisión obligó al gobierno local a iniciar un nuevo periodo de consultas con entidades vecinales, comerciantes y hosteleros de Mateos Gago, con el fin de consensuar un periodo de ejecución de este anhelado proyecto. El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, hace hincapié en que todos los colectivos afectados han sido consultados, para lo que se han celebrado varias reuniones técnicas y de trabajo. Cabrera incide, además, en que "desde el área de Movilidad y desde el Distrito Casco Antiguo se realizará un seguimiento permanente con el objetivo de dar la respuesta adecuada a todos los residentes durante el periodo que se prolonguen las obras”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios