Distrito Cerro-Amate

El ruido de coches-discoteca en Tres Barrios cada noche de lunes a domingo desespera a los vecinos

  • Ni con tapones en los oídos ni con las ventanas cerradas a cal y canto pueden dormir los vecinos desde las once hasta las siete de la mañana

  • Amenazan con organizar patrullas vecinales si las autoridades no cumplen con su deber y preparan una  manifestación de protesta para la próxima semana  

Plaza Doctor Andreu Urra junto al mercado de la Candelaria y la calle Galaxia donde acuden cada noche los coches discoteca.

Plaza Doctor Andreu Urra junto al mercado de la Candelaria y la calle Galaxia donde acuden cada noche los coches discoteca. / José Ángel García

Ni con tapones en los oídos ni con las ventanas cerradas a cal y canto pueden dormir cada noche los vecinos de varias plazas de Tres Barrios desde hace meses, desde que acabó el estado de alarma. La desesperación vecinal es absoluta debido a varios coches-discoteca que vienen todos los días de la semana y ponen los altavoces con música a toda pastilla de lunes a domingo desde las once de la noche a las siete de la mañana sin interrupción, denuncia Salvador Muñiz, presidente de la asociación de vecinos Tres Barrios. 

Los vecinos aseguran que incluso varios autobuses privados están trayendo a grandes cantidades de personas de fuera del barrio a estas plazas. Han denunciado los hechos al Ayuntamiento desde principios de junio y amenazan con organizar patrullas vecinales si las autoridades no cumplen con su deber. Para la próxima semana el barrio está organizando una protesta en la calle por esta situación.

"Exigimos una solución definitiva y contundente que nos devuelva el derecho al descanso”, Salvador Muñiz, presidente de la asociación de vecinos Tres Barrios

El problema afecta a los vecinos de las plazas Doctor Andreu Urra esquina iglesia Blanca Paloma y calle Candelilla, plaza Galaxia y entorno del mercado de La Candelaria. Las edades de los que beben y escuchan música toda la noche oscilan desde los 18 años a los 40, e incluso hay menores, aseguran. 

“Estamos desesperados. Con tapones puestos y con las ventanas cerradas es imposible dormir y vivir aquí. Este domingo la fiesta empezó a las 22.30. No es normal la afluencia de personas que tenemos cada noche en las plazas hasta las siete de la mañana. Es un tema que tiene que atajar la Policía Local”, denuncia Salvador Muñiz, el presidente de la asociación vecinal, uno de los afectados directos, ya que vive en la calle Candelilla.

En estas concentraciones hacen negocio los dos coches discoteca que se ponen cada día en la plaza Doctor Andreu Urra y los bajos de muchos bloques que venden bebidas alcohólicas a las personas que se congregan, denuncian los vecinos.

En estas concentraciones hacen negocio los dos coches discoteca que se ponen en la plaza Doctor Andreu Urra y los bajos de muchos bloques que venden bebidas alcohólicas a las personas que se congregan

El problema se abordó el jueves de la semana pasada en la Junta Municipal de Seguridad del distrito Cerro Amate con las entidades vecinales de la zona y el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores (Juan Carlos Cabrera), el delegado del distrito (Juan Manuel Flores), la Policía Nacional y la Subdelegación del Gobierno de Sevilla. Según el Ayuntamiento, “se analizó específicamente este tema y se plantearon refuerzos y nuevas medidas”.
Vista del mercado de La Candelaria en la plaza Doctor Andreu Urra, afectada por el macrobotellón. Vista del mercado de La Candelaria en la plaza Doctor Andreu Urra, afectada por el macrobotellón.

Vista del mercado de La Candelaria en la plaza Doctor Andreu Urra, afectada por el macrobotellón. / José Ángel García

Sin embargo, según la asociación de vecinos Tres Barrios, la respuesta de las autoridades fue que tratarán de volcarse más en la vigilancia de la zona y que no pueden hacer más, lamentó Salvador Muñiz. El presidente de la asociación Tres Barrios asegura que en la reunión se expusieron los graves problemas de convivencia que llevan sufriendo desde hace bastantes meses: los botellones masivos y con música a todo volumen durante toda la noche los 7 días de la semana que hacen imposible el descanso de los vecinos, además del consumo deliberado de alcohol y drogas en la vía pública.
Nadie sabe si este tipo de descontrol es un plan de los dueños de los narcopisos de la zona para promover un ambiente invivible en el barrio destinado a que los vecinos que quedan acaben marchándose y puedan  ocupar las viviendas. La realidad es que no pocos residentes tradicionales de estas plazas se están planteando mudarse a otros barrios e irse para siempre de aquí. 

Nadie sabe si este descontrol es un plan de los dueños de los narcopisos de la zona para promover un ambiente invivible en el barrio y que los vecinos dejen libre los pisos para ocuparlos

Escritos de denuncia al Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Sevilla conoce desde primeros de junio lo que está sucediendo en el barrio por escritos de denuncia presentados por la asociación de vecinos Tres Barrios que preside Salvador Muñiz, por vecinos de las plazas y por los directores de los colegios CEIP Victoria Díez y CEIP La Candelaria.   

El 8 de junio, los vecinos de la Plaza Galaxia denunciaron en un escrito al Ayuntamiento el infierno que están viviendo desde hace meses todas las noches de 23.00 a 7.00 sin excepción con las botellonas, la música altísima, el consumo de drogas, el uso de la calle para orinar y defecar, las basuras que dejan y el hecho de que la Policía venga un rato y se vaya a partir de las diez de la noche. E incluso amenazan con organizar patrullas vecinales ante la indefensión que sufren.

El 7 de junio, el director del CEIP Victoria Díez envió un escrito al director del distrito, Alejandro Randado, denunciando la situación que se está dando en la plaza Doctor Andreu Urra, parroquia Blanca Paloma y calle Candelilla, y pidiendo más Policía Local para atajar esta situación. 

Otra vista de la plaza Doctor Andreu Urra y entorno. Otra vista de la plaza Doctor Andreu Urra y entorno.

Otra vista de la plaza Doctor Andreu Urra y entorno. / José Ángel García

El 21 de junio, el director del CEIP La Candelaria envió otro escrito al director del distrito denunciando el empeoramiento de los actos vandálicos e incívicos en su colegio y en el entorno. 

El 24 de junio, el presidente de la Asociación de Vecinos Tres Barrios, Salvador Muñiz, envió un escrito avalado por 17 firmas en el que se reiteran los problemas que están sufriendo, se advierte de lo perjudicial que sería que los vecinos cumplan su amenaza de organizarse en patrullas y se exige "una solución definitiva y contundente" que devuelva la tranquilidad a los vecinos y su derecho al descanso.

La plataforma Tres Barrios-Amate, que aglutina a varias entidades, está preparando una manifestación de vecinos para protestar por esta situación para la semana del 5 al 11 de julio en la plaza Doctor Andreu Urra. Fernando Armas, portavoz de esta plataforma, ratifica que el ruido de esas concentraciones nocturnas es tremendo, que hay jóvenes y no tan jóvenes en ellas y que el problema es que los vecinos reaccionen organizando patrullas por su cuenta. "Hay más desmadre de la cuenta en estas concentraciones y se puede evitar, como se evitan otras botellonas", señala.

La población joven de la zona, sin oportunidades laborales

La experta Cosette Franco señala que estas conductas son una llamada de atención

Cosette Franco, pedagoga, experta en el trabajo con jóvenes en zonas vulnerables de Sevilla. Cosette Franco, pedagoga, experta en el trabajo con jóvenes en zonas vulnerables de Sevilla.

Cosette Franco, pedagoga, experta en el trabajo con jóvenes en zonas vulnerables de Sevilla. / José Ángel García

El drama de las macrobotellonas que se celebran cada noche todos los días de la semana sin excepción con alcohol y droga en grandes cantidades es que sucede en la zona más necesitada social y económicamente de la ciudad: los Tres Barrios (Los Pajaritos, Madre de Dios y La Candelaria).

Una experta en el trabajo con jóvenes en zonas vulnerables de Sevilla, como Cosette Franco, pedagoga, antropóloga y que vive en Amate, señala que este tipo de conductas extremas acompañadas del consumo de sustancias tóxicas “no dejan de ser una llamada de atención” e indican un deseo de “escapar de una realidad que no les gusta”, por lo que las medidas que se necesitan a medio plazo son educativas y laborales.

“La presencia de Policía puede ser una medida paliativa a corto plazo. La realidad es que los jóvenes tienen un panorama muy desalentador, sumado al deterioro del barrio y a que no se aplica el plan integral aprobado para esta zona”

“La presencia de Policía puede ser una medida paliativa, pero a corto plazo. La realidad es que los jóvenes tienen un panorama muy desalentador, sumado al deterioro del barrio y a que no se aplica el plan integral aprobado para esta zona”, destaca.

Franco señala la falta de oportunidades laborales y de empleo de los jóvenes y no tan jóvenes de estos barrios, sin talleres prelaborales ni de empleo, con familias hacinadas en pisos muy reducidos y tras una pandemia que ha traído una dura crisis económica.

Reclama muchas más plazas públicas de FP de grado medio y superior para que tengan una oferta de formación accesible y “porque la FP tiene muchas salidas laborales y los capacita para el mercado”

La experta, que da clases de FP en Cesur y en el grado de Educación Social de la Pablo de Olavide, reclama por parte de la administración muchas más plazas públicas de Formación Profesional de grado medio y superior para estas personas con bajo nivel de renta para que tengan una oferta de formación accesible y “porque la FP tiene muchas salidas laborales y los capacita para el mercado”.

La Consejería de Educación ha ofrecido para el curso que viene para toda Andalucía un total de 95.702 plazas públicas de FP grado medio y superior, de las cuales 46.106 son de grado medio y 49.5966 son de grado superior, según aclaró ayer la Junta.

Desde la plataforma Tres Barrios-Amate su portavoz Fernando Armas señala que la falta de expectativas en los jóvenes del barrio es un hecho cierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios