Sevilla

Cómo ahorrar en la factura de la luz: los expertos recomiendan la discriminación horaria

  • Los vecinos de El Saucejo llevan más de 300.000 euros ahorrados en luz en los tres últimos años gracias al asesoramiento del ingeniero Carlos Gago 

La vitrocerámica es uno de los electrodomésticos que más se usan en la cocina. La vitrocerámica es uno de los electrodomésticos que más se usan en la cocina.

La vitrocerámica es uno de los electrodomésticos que más se usan en la cocina. / Antonio Pizarro

Cuando las economías flaquean por la crisis, el mejor servicio que un Ayuntamiento puede ofrecer a sus vecinos es aconsejarle cómo rebajar el precio de la factura de la luz y el agua, dos servicios esenciales que se llevan un buen pellizco de la economía familiar. Esto está sucediendo en la Sierra Sur de Sevilla. Los habitantes del municipio de El Saucejo se han ahorrado más de 300.000 euros en luz en los tres últimos años gracias a los consejos ofrecidos por parte del Ayuntamiento de El Saucejo. El artífice de esta maravilla es Carlos Gago, ingeniero consultor energético contratado por este Ayuntamiento, que también asesora en otras localidades de la zona y no deja de recibir peticiones de otros ayuntamientos.

Lo segundo es maximizar la eficiencia energética en el hogar (aislamiento bueno de ventanas y puertas, bombillas de bajo consumo, etc). Y lo tercero, usar energías renovables para el autoconsumo

Gago recalca que lo primero para reducir la factura de la luz en el mercado regulado (PVPC Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), cuyos clientes están afectados por las subidas que se están registrando desde el inicio de 2021, es asesorarse con expertos independientes sobre la mejor opción en cada caso. Estos en la mayor parte de los casos aconsejan pasarse a las tarifas con discriminación horaria 2.0DHA, en lugar de seguir con las tarifas 2.0A donde el precio suele mantenerse constante. Las organizaciones de usuarios aconsejan igualmente las tarifas de discriminación horaria para ahorrar.

El segundo elemento para ahorrar en la factura es maximizar la eficiencia energética en el hogar (aislamiento bueno de ventanas y puertas, bombillas de bajo consumo, etc). Y el tercero, usar energías renovables para el autoconsumo.

Carlos Gago, ingeniero que asesora en varios ayuntamientos de la Sierra Sur de Sevilla. Carlos Gago, ingeniero que asesora en varios ayuntamientos de la Sierra Sur de Sevilla.

Carlos Gago, ingeniero que asesora en varios ayuntamientos de la Sierra Sur de Sevilla. / Gemma Gago

"Las tarifas con discriminación horaria ofrecen 14 horas diarias más baratas en función de la época del año. Esas horas con mejor precio son desde las 22.00 a las 12.00 horas en invierno y de 23.00 a 13.00 en verano, que salen más baratas porque hay menos demanda de luz. Nosotros recomendamos siempre esas tarifas a los que puedan consumir al menos un 50% en esas horas baratas porque al hacer la media te sale rentable, aunque consumas parte de la energía en las horas caras", explica el ingeniero, que pertenece a GRC Renovables Consulting.

Gago explica que a esa tarifa de discriminación horaria se puede acoger toda familia con una potencia de luz contratada menor o igual a 10 kilovatios. Y añade que con esa tarifa también se puede solicitar el bono social, que permite descuentos de entre el 25 y el 40% en el término de potencia y de energía de la factura a familias con bajo nivel de renta entre los que figuran jubilados, autónomos, desempleados y un largo etcétera. 

Por poner un ejemplo, este lunes la tarifa de discriminación horaria del mercado regulado (2.0DHA) está entre los 0,09 y los 0,10 euros kw/h en las horas más baratas, frente a los 0,14 a 1,15 euros kw/h de la tarifa general 2.0A. Estos datos se pueden consultar por internet.

Respecto al mercado libre de la luz, una otra opción que también se puede elegir si se tiene potencia de luz contratada menor o igual a 10 kilovatios, nada tiene que ver con el mercado regulado, Gago advierte que el consumidor tiene que saber perfectamente lo que está firmando, lo que puede ser complicado. "Normalmente el mercado libre está más alto en precios que el regulado, y lo que te van a cobrar es lo que firmes con las empresas, que te ofrecen descuentos pero te meten servicios asociados, como costes de mantenimiento, seguros, etc", relata Gago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios