Los efectos de la pandemia

La desescalada de la primera ola del coronavirus recupera los nacimientos en Sevilla

  • La provincia cierra marzo y abril con 1.417 y 1.264 alumbramientos, 137 y 88 más que un año antes, respectivamente, coincidiendo con las concepciones del final del primer estado de alarma

  • En lo que va de 2021 acumula un 1,3% de caída respecto a 2020 

Una mujer embarazada, en el interior del entorno hospitalario del Virgen del Rocío.

Una mujer embarazada, en el interior del entorno hospitalario del Virgen del Rocío. / Juan Carlos Vázquez

Los nacimientos empiezan a repuntar en Sevilla tras el impacto inicial del Covid-19. Durante el año en el que el mundo conoció la pandemia del coronavirus, los alumbramientos registrados se quedaron en 15.104, una cifra sensiblemente inferior a la de 2019 cuando llegaron al mundo 16.233 bebés. Dato que representa una caída por encima del 7%.

No obstante, en lo que va de 2021, aunque hasta el mes de abril se haya registrado, igualmente, una caída del 1,3% en el número de alumbramientos con respecto al mismo periodo del año anterior y del 7,8% en comparación con 2019, los 1.417 y 1.264 nacimientos registrados, respectivamente, en la provincia en los meses de marzo y abril suponen un punto y aparte a una tendencia a la baja, tanto si se tienen en cuenta estas mismas mensualidades del año pasado como si se compara con los últimos meses, cuando en diciembre se produjo el récord negativo de natalidad debido a la pandemia.

Y es que, el baby boom que muchos predecían, por el confinamiento estricto que sufrimos en los primeros meses de la crisis sanitaria, nunca llegó a ser una realidad. De hecho, la cifra de nacimientos el pasado diciembre, justo cuando se cumplían los nueve meses del inicio de la pandemia, fue la más baja del país en un mes desde que comenzó la serie del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 1941, hace 70 años. Sevilla no escapa a esta tendencia. De acuerdo con la estimación mensual de nacimientos publicada por el INE, en el último mes de 2020 los alumbramientos cayeron hasta los 1.049, lo que supone 416 menos que en el mismo mes de 2019 y el valor más bajo en un mes en los últimos cinco años.

La cifra de nacimientos en diciembre, a los nueve meses del inicio de la pandemia, fue la menor en cinco años

En enero de 2021 el número de nacimientos repuntó ligeramente hasta los 1.107, aunque esta cifra fue un 18,2% inferior a la del mismo mes del año anterior. La situación mejoró, igualmente, en febrero, aunque todavía lejos de las cifras del mismo periodo de 2020. Según el INE, se registraron 72 nacimientos más que un mes antes (1.179), frente a los 1.222 del año pasado. 

Pero son los dos últimos meses del primer cuatrimestre del año los que reflejan los números más esperanzadores y revelan como, tras un primer impacto, hay una pequeña bolsa de personas que han retomado los planes de tener hijos que dejaron aparcados al principio de la crisis, durante el confinamiento. Es por ello que en marzo los 1.417 nacimientos registrados han supuesto un aumento con respecto al mismo mes de 2020. Nueve meses antes, la ciudadanía estaba inmersa en plena desescalada, pues este último dato se corresponde con las concepciones de junio, un mes en el que terminó el primer estado de alarma decretado para frenar la expansión del virus y que dejaban atrás las semanas más duras de la crisis. De hecho, el pasado marzo se alcanzó, además, una de las cifras más alta del último lustro en este mes, sólo superada y por poca distancia, en 2017, cuando se registraron 1.422.  

El último ejemplo de este cambio de tendencia es lo ocurrido en abril, periodo que, según las estimaciones del INE cerró con 1.264 nacimientos, 88 más que el mismo mes del año anterior y sólo 77 menos que en 2019 cuando la pandemia no estaba ni se le esperaba.

De este modo, Sevilla enlaza dos meses seguidos (abril y marzo) con subidas en los nacimientos registrados respecto a 2020. En términos absolutos, la provincia fue la cuarta con una mejor cifra de toda España en abril, sólo por detrás de Madrid (4.125 nacimientos), Barcelona (3.503) y Valencia (1.450).

En cualquier caso, sea como fuere, el acumulado de los cuatro primeros meses del presente ejercicio sigue dejando una curva negativa en territorio sevillano. Más allá del análisis mensual detallado, todo esto se produce en un contexto general que apunta a una dirección: la precariedad laboral, la inestabilidad económica y la incertidumbre ante el futuro, que ya estaban, pero que ha agravado el Covid-19 y que son un mazazo para la ya debilitada natalidad en España. Si en los cuatros primeros meses de 2020 ya habían nacido 5.030 bebés, que a su vez ya era un 6,6% menos que en el mismo periodo de 2019, este año han nacido 4.967, un 7,8% menos que hace dos años. Así, en el primer cuatrimestre de 2019 fueron 5.383 los nacimientos; en 2018 fueron 5.562; en 2017, 5.793; y en 2016, 6.103. Como se observa, desde 2016 en adelante se produce un descenso en el total de alumbramientos en el primer trimestre. Aplicando esta comparativa al conjunto de España, en el que hubo 105.141 nacimientos, Sevilla está de nuevo por detrás de Madrid (15.583), Barcelona (13.229) y Valencia (5.690).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios