Sevilla

Detenido José Adán, otro hermano del Kevin y el Ivi, por los atracos del Mini Cooper

  • Es el segundo de los arrestos por seis robos con armas de fuego en establecimientos de telefonía móvil

  • Se le imputa otro delito cometido en un salón de tatuajes de Camas, de donde robó una máquina de tatuar

  • Cuando fue detenido estaba con su ex pareja, de la que tenía una orden de alejamiento

Estado en que quedó el Mini Cooper tras la persecución. Estado en que quedó el Mini Cooper tras la persecución.

Estado en que quedó el Mini Cooper tras la persecución. / DGP

Comentarios 5

La Policía Nacional ha detenido a un segundo atracador implicado en al menos seis robos con armas de fuego cometidos en otros tantos establecimientos de telefonía móvil de Sevilla y provincia. El arrestado es José Adán H. P., hermano del primero de los detenidos, Kevin H. P., de cuya detención informó la Policía la semana pasada.

Ambos, originarios del Polígono Norte, cometieron presuntamente los seis atracos que se les imputan en compañía de una tercera persona, a la que la Policía continúa buscando. También se busca a una mujer, que habría participado en algunos de estos delitos. Los atracadores utilizaban un Mini Cooper para cometer estos robos.

La investigación del Grupo de Atracos de Sevilla se inició a principios del mes de diciembre, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de un atraco en un establecimiento de telefonía móvil en la localidad de Camas. Tres varones irrumpieron en el comercio empuñando armas de fuego y, con un comportamiento muy agresivo y violento hacia las víctimas, se apoderaron de más de 40 teléfonos móviles valorados en unos 14.000 euros y alrededor de 500 euros más en efectivo. 

Los siguientes atracos tuvieron lugar en distintos establecimientos comerciales de Sevilla y provincia. Tras las primeras investigaciones, los agentes comprobaron que los delitos presentaban aspectos similares, como el uso de una o dos armas de fuego, las características físicas de los autores, la violencia utilizada para amedrentar a las víctimas y el vehículo usado para la fuga, el citado Mini Cooper.

El Mini Cooper de los atracadores. El Mini Cooper de los atracadores.

El Mini Cooper de los atracadores. / DGP

Una vez recabada toda la información de los atracos y gracias a los datos aportados por las víctimas, junto con el visionado de las grabaciones de seguridad y otras tareas de investigación, los agentes consiguieron delimitar la zona donde los sospechosos pudieran tener su residencia, estableciéndose así un dispositivo policial en su entorno.

Tras dos intentos de atracos frustrados el pasado día 27 de diciembre, se estableció un operativo por parte de miembros de la Policía Nacional, lo que permitió su localización en los alrededores del Polígono Calonge. Una vez detenido el vehículo y cuando los agentes procedían a la identificación de sus ocupantes, arremetieron contra ellos poniendo en grave riesgo su integridad y la del resto de personas que transitaban por la zona. Tras la persecución abandonaron el coche en la Ronda Supernorte y huyeron a pie.

A raíz de este nuevo intento de atraco y la posterior persecución, los agentes consiguieron identificar sin ningún género de dudas al conductor del vehículo, Kevin, por lo que los esfuerzos se centraron en su inmediata localización y detención, que tuvo lugar a las pocas horas. El juez decretó su ingreso en prisión provisional.

Otro atraco a un estudio de tatuajes

El siguiente en caer ha sido su hermano José Adán, de 26 años. El Grupo de Atracos le ha imputado también un atraco con pistola en un estudio de tatuajes de Camas. Allí irrumpió el pasado mes de julio en compañía de otro delincuente. Ambos llevaban los rostros ocultos con bufandas, bragas para el cuello y capuchas. Robaron una máquina y diverso material para tatuar. No había dinero porque el negocio estaba aún en obras y no había abierto al público.

Uno de los asaltantes permaneció en la puerta de entrada del establecimiento, mientras el otro, pistola en mano, entró amenazando de muerte a las cuatro personas que allí se encontraban, apoderándose de los objetos personales de estas personas, bolsos, cartas, teléfonos móviles, así como la máquina de tatuar, según ha informado este miércoles la Policía Nacional.

En el momento de su detención se encontraba junto con su ex pareja sentimental, de la que tenía una orden de alejamiento y de prohibición de comunicación, siendo detenido en ese acto también por quebrantamiento de medida cautelar. Además, tenía en vigor una orden de detención y personación por otro delito de robo con violencia cometido en una tienda de alimentación del Polígono Norte. Se le imputó además un delito de hurto de vehículo a motor cometido el año pasado.

Del otro autor de los hechos, una vez identificado, los agentes pudieron constatar que actualmente y desde el pasado mes de septiembre se encuentra en prisión por otros hechos cometidos. Le constan múltiples antecedentes policiales, en tan solo el año pasado había sido detenido hasta en nueve ocasiones por delitos contra el patrimonio.

Una familia marcada por la delincuencia

Al igual que su hermano, José Adán tiene un amplio historial delictivo. Con 16 años, en diciembre de 2007, fue detenido en El Cerezo, en la calle Playa de Punta Umbría, después de estrellarse contra unos turismos aparcados cuando iba con un amigo a bordo de un Ford Fiesta robado.

En 2008, todavía siendo menor de edad, fue arrestado por pagar con billetes falsos de 50 euros en varios comercios de la barriada de Villegas. En enero de 2009 volvió a ser detenido, con otro cómplice, por un robo con violencia ocurrido en la avenida de la Barzola. La joven los había visto reventando una zapatería y estaba llamando al 091. José Adán y su socio tiraron a la chica al suelo y la patearon. Luego le sustrajeron el bolso.

Una calle del Polígono Norte. Una calle del Polígono Norte.

Una calle del Polígono Norte. / Víctor Rodríguez

Después ha sido detenido en otras ocasiones por robar motos, sirlas (nombre que recibe en argot el robo con armas blancas) y atentado a agente de la autoridad. En los últimos meses había comenzado a atracar con armas de fuego en compañía de su hermano Kevin, dos años más joven que él. El juez también ha decretado su ingreso en prisión.

Ambos detenidos son los hermanos menores de Iván H. P., conocido con los sobrenombres de Ivi o Piojo Blanco, uno de los delincuentes más conocidos de Sevilla. Ya siendo menor de edad se integró en la peligrosa banda del Rottweiler y después se especializaría en los robos con fuerza mediante el método del alunizaje. Es el líder una de las bandas de aluniceros más activas de la ciudad.

Los tres son hijos de otro delincuente del Polígono Norte, Miguel H. C., alias Miguelito, que cuenta con más de treinta detenciones en su historial. Ha sido arrestado por robos, tenencia de armas, tráfico de drogas, atentado. En el año 2008 fue apresado por secuestrar y torturar a unos nigerianos que le habían estafado con el timo de las cartas nigerianas. Ese mismo año volvió a ser detenido por participar en un secuestro exprés en San Jerónimo, con el que obtuvo 15.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios