Los sanitarios se blindan frente al Covid

Los hospitales de Sevilla concluyen la primera fase de vacunación de sus sanitarios

Una sanitaria del Virgen del Rocío recibe la segunda dosis de la vacuna. Una sanitaria del Virgen del Rocío recibe la segunda dosis de la vacuna.

Una sanitaria del Virgen del Rocío recibe la segunda dosis de la vacuna. / H. U. V. R.

Los hospitales públicos de Sevilla ya han vacunado a todos sus profesionales. En plena crisis por falta de suministro de dosis por parte del Ejecutivo de España y tras un fin de semana en el que la Junta de Andalucía avisó de la paralización del avance de la inoculación en determinadas zonas de la comunidad, los principales centros hospitalarios de la provincia han utilizado sus redes sociales para hacer pública la conclusión de los pinchazos de la primera dosis en cerca de 20.000 empleados. Un porcentaje que se ampliará en los próximos días, ya que, aquellos casos "muy concretos" que no hayan podido, ya han sido igualmente citados para recibir la primera dosis, al mismo tiempo que avanza la administrando de la segunda.

Con este hito, el Hospital Virgen del Rocío se convierte en uno de los primeros hospitales de referencia a nivel nacional en inmunizar a su personal. A falta de completar el ciclo de vacunación con la necesaria segunda dosis, fuentes oficiales del centro confirman que el pasado sábado se alcanzó la inoculación de 10.000 vacunas entre los profesionales sanitarios. De esta forma, el centro da por cerrada la primera fase aunque, según ha podido saber este periódico, faltarían por poner unas 1.500 dosis para alcanzar la previsión de 11.500 con las que se cubriría toda la plantilla, los estudiantes, el personal de contratas externas y del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS) y la Fundación Pública Andaluza para la Gestión de la Investigación en Salud de Sevilla (Fisevi). 

El proceso de vacunación se está llevando a cabo de lunes a domingo en el salón de actos del Hospital General, con dos equipos de mañana y dos de tarde compuestos por tres enfermeros y un médico cada uno. Los encargados de administrar la vacuna son los profesionales del servicio de Medicina Preventiva, mientras los del servicio de Farmacia se encargan de la custodia y traslado de las dosis en las condiciones de refrigeración necesarias, manteniendo todas las garantías de seguridad.

Los primeros sanitarios del Virgen del Rocío comenzaron a vacunarse contra el coronavirus el miércoles 30 de diciembre, tres días después del inicio oficial de la campaña en toda España. Según hacía público entonces el propio hospital, la inmunización empezó por los trabajadores que atienden a los pacientes con infección por coronavirus, extendiéndose posteriormente al resto de profesionales, tal y como recoge la Estrategia de Vacunación de Andalucía.

La provincia de Sevilla ha acelerado durante las dos últimas semana pasada el ritmo de vacunación, que comenzó lento, como denunciaron los sindicatos al inicio de la campaña. El objetivo es conseguir la inmunidad del mayor número de personas especialmente vulnerables. En este sentido, se apunta a un inminente crecimiento de la presión hospitalaria por la tercera ola. Según datos facilitados por la sección sindical de UGT en el hospital, el 13 de enero, 14 días después del inicio de la vacunación, se habían inyectado apenas 1.600 dosis. No obstante, la llegada a la comunidad de un mayor número de vacunas ha permitido acelerar el proceso de vacunación hasta alcanzar esas 10.000 inyecciones ya inoculadas y entre las que, según las mismas fuentes, por categorías, destacan las más de 1.270 administradas entre facultativos, en torno a 4.600 a personal de enfermería, mas de 3.200 a personal de gestión y servicios, una 450 a personal en formación y el resto entre contratas externas y otros empleados. Los datos se corresponden con la administración de la primera dosis, pero el centro también tiene en marcha desde el pasado día 20 la segunda, de la que se habrían inyectado ya más de 270 dosis.

Estas vacunas se suman a las 5.000 que ya se habrían también administrado entre todo el personal del Hospital Virgen Macarena que, igualmente, ya ha superado la primera fase de vacunación entre todos sus empleados y tiene en marcha la segunda. El centro fue el primero en Sevilla en empezar a inmunizar a su personal, el mismo día 27 de diciembre, cuando se administraron unas 50 dosis entre los profesionales del equipo Covid-19, que fueron los primeros en inocularse la vacuna.

Primer profesional vacunado en Valme, el enfermero de Urgencias Ángel Francisco de los Reyes. Primer profesional vacunado en Valme, el enfermero de Urgencias Ángel Francisco de los Reyes.

Primer profesional vacunado en Valme, el enfermero de Urgencias Ángel Francisco de los Reyes. / M. G.

En cuanto al Hospital de Valme, también ha completado este fin de semana la inyección de la primera dosis entre sus trabajadores. En este caso, el proceso de vacunación ha completado ya la primera vuelta en todos los empleados del Área de Gestión Sanitaria Sur, según han confirmado también en redes sociales fuentes oficiales, que rondarían los 5.000 profesionales e, igualmente, se encuentra inmerso en la inoculación de la segunda dosis. El enfermero Ángel Francisco de los Reyes, de Urgencias, fue el primer profesional vacunado en este hospital sevillano el miércoles 30 de enero, dentro de los primeros de profesionales de la primera línea de batalla por la que se empezó el proceso de vacunación.

Fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) confirman que las vacunas utilizadas han sido las desarrollada por BioNTech y Pfizer, que ha demostrado una eficacia del 95% en un ensayo clínico que ha contado con la participación de unas 44.000 personas y que se completa en dos dosis, y también, una vez aprobada su distribución, la de Moderna, también administrada en dos dosis y que tiene un 94,1% de eficacia en la prevención de infecciones sintomáticas y el 100% de eficacia en la prevención de infecciones graves.

También según el SAS, hasta este lunes 1 de febrero se habían administrado en la provincia 64.580 dosis. Las vacunas se han distribuido a las personas pertenecientes a los primeros grupos de riesgo establecidos: personas mayores de residencias, personal sociosanitario y empleados de hospitales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios