Plan sanitario de verano

Los hospitales de Sevilla cerrarán más de 700 camas en agosto pese a la pandemia

Un hombre se acerca a la puerta principal del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla.

Un hombre se acerca a la puerta principal del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme cerrarán una media de 709 camas durante el mes de agosto, según la información que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha trasladado a los sindicatos. En concreto, el centro de referencia provincial y andaluz, y uno de los más grandes de España, dejará sin uso 343 camas en la primera quincena de agosto y 358 en la segunda, mientras que el Macarena (incluyendo la capacidad de hospitalización del Hospital de San Lázaro) deshabilitará 270 camas en cada una de las dos quincenas. En el caso del Hospital de Valme se cerrarán 84 camas, mientras que el el comarcal de Osuna no están previstos cierres.

Esto, unido a la clausura de muchos centros de salud en horario de tarde, además de la disminución de la actividad quirúrgica, de acuerdo con el plan de vacaciones presentado por el SAS para este verano, ha suscitado las críticas entre los representantes de los trabajadores sanitarios que ven como desde la Consejería de Salud se cometen "los mismos errores de siempre" y esto acredita que "la administración sanitaria pública poco ha aprendido de la grave crisis sanitaria sufrida por el coronavirus". 

"Volvemos a un plan de vacaciones similar al de otros años con un cierre de camas que hace el hacinamiento de las salas de Observación y las salas de estancias cortas. Es muy triste que las planificaciones sean idénticas a periodos anteriores pese a que todos los años hacemos el mismo tipo de denuncias porque se repiten los mismos errores en la reorganización de recursos en vacaciones en la sanidad pública. Este año, además, mucho peor, en una pandemia y un crecimiento ahora mismo de casos, y con la Atención Primaria al límite, con menos recursos por la vacunación. Esto hace que el panorama sea nefasto para este verano", denuncia la delegada provincial de Satse, Reyes Zabala.

Según apunta la organización sindical, la eliminación diaria de camas hospitalarias no esperará al mes de vacaciones por excelencia –agosto– en el que la Administración andaluza justifica una reducción de la asistencia sanitaria por la mayor movilidad de los ciudadanos, sino que este plan se empezará ya a aplicar en julio.

El sindicato advierte, igualmente, que el cierre de camas vendrá acompañado de una a disminución de la actividad quirúrgica en general en los hospitales de la provincia, teniendo en cuenta que durante la pandemia, y especialmente en los meses de confinamiento, se produjeron retrasos en las listas de espera de cirugías programadas, así como de camas de UCI y especialidades.

El cierre de camas por hospitales

Por hospitales, el cierre de camas en el complejo del Virgen del Rocío durante el verano afecta al Hospital General, al de Traumatología, al Maternal, al Infantil y al Hospital de Emergencia Covid-19 y supone "una importante disminución de recursos asistenciales". En concreto, el plan del SAS recoge el cierre de 260 camas en total ya desde el próximo día 15 de julio de las que la mayoría, un centenar, corresponden al General y 48 al nuevo centro dedicado a la atención Covid en las instalaciones del antiguo Hospital Militar. Por su parte, esta cifra aumenta en agosto hasta alcanzar una media de 355 camas menos en todo el complejo (343 en la primera quincena y 358 en la segunda). En este caso, se deshabilitarán 150 camas en el Hospital General, 82 en Traumatología, 78 en el Materno-Infantil y 48 en el Hospital de Emergencia Covid-19. En la UCI está previsto el cierre de 16 boxes de 47 en el General y cuatro de 22 en el de Trauma.

Por otro lado, de los 49 quirófanos con los que cuenta el complejo, apenas la mitad (24) estarán en funcionamiento durante el mes de agosto. Serán cinco en el Hospital General, ocho en el de Traumatología, cuatro en el Maternal, cinco en el Infantil y uno en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento. La actividad quirúrgica se suspende en su totalidad en el Hospital Duques del Infantado, también adscrito al Virgen del Rocío, como área de tratamientos ambulatorios.

En lo que a consultas externas se refiere, el sindicato de enfermería denuncia que la actividad ya se encuentra al 75% y que se reducirá al 50% y un 55% en agosto, con sólo horario de mañana.

En el Hospital Macarena, el segundo en cuanto a volumen asistencial y al que pertenece la atención de los municipios del norte de la provincia, sumándole la capacidad hospitalaria del Hospital de San Lázaro, está previsto que se deshabilite un tercio del total de las camas disponibles, según la administración "en reserva"–que es el término que suele utilizar para referirse a un volumen de puestos que se activarían si fuera necesario– y "por obras".

Satse apunta a un total de unas 826 camas habituales de las que en agosto estarán deshabilitadas 270 en la primera quincena y 271 en la segunda. "Aunque la Administración utiliza los términos reserva e inhabilitación por obras, sabemos que, por lo que pasa todos los años, reserva implica cierre porque, entre otras cosas, ni está previsto el recurso, ni está prevista la dotación". Además, el plan incluye que el centro funcione en agosto con 12 puestos menos en Cuidados Intensivos y se cerrarán seis de los 14 quirófanos generales y uno de cirugía mayor ambulatoria. Igualmente, Satse advierte de que ya desde la segunda mitad de julio se anularán 114 camas. 

En cuanto a las consultas externas, los centros de especialidades Policlínico y San Jerónimo sólo mantendrán los turnos de tarde "para resolver cualquier eventualidad", apunta Zabala, por lo que queda anulada la actividad programada en la mayoría de casos.

En el caso del Valme, Satse alerta de una "importante merma" en el número de camas que estarán disponibles durante el mes de agosto tras cerrar las 84 que tiene previsto el SAS de un total de 554, dado el amplio volumen de población a la que presta atención este centro con municipios como Dos Hermanas, que, con unos 135.000 habitantes, supera en población a la ciudad de Cádiz. Por su parte, la delegada sindical de Satse en Sevilla se congratula con el hecho de que no se haya anunciado el cierre de camas ni la disminución de la actividad quirúrgica en el Hospital de Osuna justificado en su carácter rural "donde en verano se acoge a mucha gente que vuelve al pueblo de vacaciones".

A nivel andaluz, el sindicato advierte del cierre de al menos 2.161 camas, así como de la suspensión de miles de consultas externas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas en un momento "en el que las listas de espera en todos los servicios de salud se han disparado a consecuencia de la pandemia del Covid-19".

El Plan de Vacaciones de la Junta

Por su parte, el SAS anunció ayer mismo su Plan de Vacaciones 2021 en el que se ofertan más de 25.000 contratos de refuerzo Covid y para garantizar la asistencia sanitaria en verano, que suponen, según un comunicado, 5.000 contrataciones más que en el verano de 2020. Por provincias, en Sevilla está prevista la ampliación de las plantillas en 4.644 profesionales. Es la segunda andaluza donde se harán más contrataciones, sólo por detrás de Málaga, con 5.414. Además, se prevé la contratación de 2.354 profesionales en Almería; en Cádiz se lanzarán 4.306 contratos; en Córdoba, 1.666; en Granada, 4.017; en Huelva, 1.765; y en Jaén, 1.571.

En cuanto a la reorganización en los centros de Atención Primaria, el SAS defiende que hace "ajustando los recursos asistenciales a la demanda generada por los movimientos poblacionales que tienen lugar en la comunidad" y que "estará supeditada al comportamiento de la evolución de la pandemia y la demanda general de la población, haciéndolo compatible con el Plan de Vacaciones de los profesionales y la necesidad de obras y reformas en los centros sanitarios". Así destaca que se mantendrán en funcionamiento durante este verano los 1.512 centros andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios